Los vehículos que no cuenten con seguro perderán su permiso de circulación

Los propietarios deberán presentar en la ITV un documento que avale que tienen contratado un seguro

El departamento de Industria del Gobierno vasco va a poner a partir de septiembre un nuevo sistema de control que supondrá que los vehículos que no cuenten con el seguro de responsabilidad civil obligatorio perderán su permiso de circulación. El mecanismo facilita detectar este tipo de coches y evitar que sigan circulando. Los propietarios de los vehículos deberán presentar al pasar la ITV el documento que acredita que poseen tal seguro y además el no tenerlo supondrá una "deficiencia grave".

La Ertzaintza y los diversos centros de ITV serán los encargados de controlar a partir del uno de septiembre que los vehículos dispongan del seguro. Si el propitario no presenta la documentación necesaria se calificará como "defecto grave" y el resultado de la inspección será "desfavorable". A partir de ahí, el propietario del vehículo tiene un plazo de 30 días para acudir de nuevo a la ITV, de forma gratuita, a subsanar la deficiencia. Durante ese periodo, el vehículo quedará inhabilitado para circular por las vías públicas, excepto para su traslado al garaje y vuelta a la ITV.

Si el reponsable no subsana el defecto en el plazo de 60 días se considerará que el coche no ha pasado la inspección y se notificará a Tráfico para que quede constancia de la "deficiencia de ese vehículo". Cuando los agentes de tráfico detecten un coche circulando en esas condiciones le impondrán una sanción de 200 eurosy le entregarán un documento que refleje la retirada del permiso de circulación.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS