A la UE no le afectará que Rusia deje de exportar cereales

Ucrania baja la venta de grano al exterior.- El precio del pan sube un 15% en Georgia

Por el momento no nos van a subir el precio del pan. La decisión de Rusia de dejar de exportar temporalmente cereales para tratar de contener los precios ante la caída de la cosecha por la peor sequía en años que sufre el país tendrá un impacto "mínimo, si no prácticamente nulo" en el mercado europeo, según aseguró hoy la Comisión Europea.

La UE apenas importa un millón de toneladas de cereal ruso al año, un porcentaje menor frente a la producción interna de los Veintisiete, que suma entre 280 y 300 millones de toneladas anuales, explicó en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo comunitario Frédéric Vincent, y añadió: "el hecho de que la UE tuviera cosechas especialmente buenas en las temporadas de 2008 y 2009 le permite contar ahora con grandes stocks de cereal".

Ucrania no detiene, pero sí baja la exportación

Ucrania, junto a Rusia el país más afectado por los incendios estivales y por la canícula, va a aplicar un recorte drástico a sus exportaciones de cereales. Ucrania es también, como Moscú, uno de los principales exportadores mundiales de este producto.

"Nos permitimos vender 2,5 millones de toneladas de aquí a final de año. Otro millón de toneladas se encuentra ya en los puertos ucranios", ha señalado el ministro de Política Agraria, Mykola Pryssiajniouk. El dato supone un descenso brutal, ya que entre junio de 2009 y julio de 2010 (antes de los devastadores incendios) Kiev exportó 21 millones de toneladas. Ucrania es el primer exportador mundial de cebada y el sexto de trigo.

El pan sube un 15% en Georgia

El precio de la barra de pan en Georgia sube a partir de hoy un 15% por prohibición de Rusia a las exportaciones de cereales. "Subimos el precio del pan, pues los proveedores de harina han aumentado los suyos", era la frase que se oía esta mañana en las panaderías de la capital georgiana.

La barra de pan subió de 60 a 70 tetris (centavos de lari, la moneda georgiana), de 32 a 37 centavos de dólar. Georgia, con una población de 4,4 millones de habitantes, produce apenas el 15 por ciento de las 800.000 toneladas de cereales que necesita anualmente. Casi la totalidad, el 95%, de las importaciones de cereales provenía desde Rusia, y ahora Georgia tendrá que buscar nuevas fuentes de suministros. Las pérdidas económicas para Georgia son importantes: si la tonelada de trigo ruso le costaba 202 euros, en el mercado de entrega inmediata cuesta al menos 70 euros más.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS