Bruselas obligará a devolver en siete días los ahorros en caso de quiebra de un banco

La norma, que eleva hasta los 100.000 euros el mínimo a pagar por ley en toda la UE, entrará en vigor de forma gradual hasta 2013

La Comisión Europea ha propuesto a los países miembros reducir a siete días el plazo máximo para devolver el dinero a los ahorradores de un banco en caso de quiebra. La norma también confirma que todos los Estados deberán elevar estas garantías hasta los 100.000 euros, tal y como se acordó al inicio de la crisis en 2008 desde el anterior mínimo, fijado en 20.000 euros. En España, el Fondo de Garantía de Depósitos ya contempla este mínimo.

Para ello, los sistemas de garantía tendrán que ser alertados previamente por las autoridades de supervisión de los posibles problemas en los bancos y se reforzará la cooperación entre los países. Según señala el Ejecutivo comunitario, con este aumento quedarían cubiertos el 95% de los depósitos en toda la UE. El objetivo de la medida, añade Bruselas, es mejorar la protección de los ahorradores ante posibles negligencias de los operadores y preservar su confianza en el sistema financiero, evitando así retiradas masivas de depósitos bancarios que pueden agravar los problemas de las entidades.

Más información
Zapatero anuncia que la garantía de los ahorros se eleva a 100.000 euros

En la actualidad, la legislación comunitaria y la española fijan un plazo máximo de tres meses para recuperar el dinero. A finales de 2010, este plazo deberá reducirse a entre cuatro y seis semanas. En contraste, en Estados Unidos los ahorradores pueden acceder a su dinero en 48 horas. El nuevo plazo de 7 días se aplicaría a partir del 31 de diciembre de 2013.

Los fondos de garantía de depósitos seguirán siendo financiados por los bancos, pero las contribuciones se calcularán según el nivel de riesgo de cada entidad. El Ejecutivo comunitario quiere que hasta un 75% de estos fondos esté prefinanciado ex ante de aquí a 2020. Si resulta necesario utilizarlos, las entidades tendrán que realizar más pagos para cubrir el 25% restante. Si ello no es suficiente, se buscarán otros mecanismos de financiación como la emisión de bonos.

Protección de los inversores

En paralelo, la Comisión Europea ha propuesto un refuerzo de la protección de las inversiones en caso de fraude o de errores por parte de las entidades. El comisario europeo de Mercado Interior, Michel Barnier, ha dejado claro que la medida no trata de proteger frente a los "riesgos" de las inversiones, sino ante posibles "negligencias" de quienes manejan el dinero. "No queremos esperar a otro caso Madoff para actuar", ha subrayado.

Bruselas propone para ello proteger a los inversores aunque su entidad ceda la gestión de su dinero a una tercera firma, algo que no ocurría hasta ahora y de lo que se aprovechaba Bernard Madoff, quien cumple condena de 150 años por orquestar una multimillonaria estafa financiera. Además, la CE plantea aumentar el tope de las compensaciones hasta los 50.000 euros, frente a los 20.000 actuales, y acelerar los plazos para el pago, que a día de hoy pueden tardar años. Con este plan el periodo máximo sería de nueve meses. Los fondos de garantía en este ámbito, que seguirían siendo financiados por las firmas de inversiones.

"La adopción de este paquete es el intento más reciente de la Comisión para traer la responsabilidad y la transparencia al sistema financiero europeo con el fin de prevenir y gestionar futuras crisis", ha señalado Barnier. El comisario también ha hecho un llamamiento a los Estados miembros y al Parlamento Europeo a aprobar rápidamente esta nueva legislación para reforzar la confianza de los europeos en la protección de sus ahorros e inversiones en cualquier lugar de la Unión.

Junto a las dos propuestas legislativas, Bruselas ha planteado hoy un debate de cara a la protección a escala europea para posibles quiebras de compañías de seguros. Hasta ahora, la UE no cuenta con normas en este ámbito y sólo 12 Estados miembros -España entre ellos- cuentan con sistemas de garantía para este mercado.

Fitch considera que el FROB es suficiente para cubrir a la banca española

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) es "más que suficiente" para cubrir una potencial pérdida en la cartera crediticia del sistema financiero español según un escenario muy negativo que se plantea en las pruebas de estrés a la banca. La capacidad de endeudamiento de hasta 99.000 millones de euros del FROB, a los que se suma el "colchón" de 68.000 millones de euros en provisiones y reservas de la banca, "es más que suficiente", asegura la directora de instituciones financieras de Fitch, Carmen Muñoz.

A su parecer, las cajas de ahorros podrían necesitar un mayor nivel de fondos del FROB que otras entidades ya que se han visto "especialmente afectadas por el colapso del sector inmobiliario español", en el que los créditos impagados y los activos adjudicados son mayores que en los bancos, mientras que su base de capital es menor que en estos.

El primer escenario con el que se han realizado estas hipótesis se resume en un incremento del 50% en créditos morosos y un modelo de pérdida efectiva del 70%. Para hacerle frente, Fitch calcula que la banca necesitaría recursos del FROB por importe de 23.000 millones de euros para alcanzar un ratio de recursos propios del 6%. Bajo un escenario de mayor presión, parecido al que soportaron los bancos irlandeses bajo la Agencia Irlandesa de Gestión de Activos (NAMA, por sus siglas en inglés), la necesidad de recursos se elevaría a 49.000 millones.

Por último, en un contexto de dificultad extrema basado en el descenso de precios del sector residencial en Japón desde 1991 a 2005, el sistema financiero español tendría que recibir del FROB fondos de 88.000 millones de euros.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS