Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sector aéreo espera volver a ganar dinero en 2010 por primera vez en tres años

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo estima los beneficios del conjunto de sus afiliados en 2.090 millones de euros, aunque en Europa se esperan números rojos por valor de más de 3.000 millones

Vuelven las ganancias para todos, menos para los europeos. La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) revisó ayer las expectativas para este año, en el que prevé que el sector gane globalmente 2.500 millones de dólares (2.093 millones de euros) frente a las pérdidas de 2.800 millones que había previsto en marzo pasado, gracias a la mejora del tráfico y de los ingresos por pasajeros. Eso sí, los primeros beneficios desde 2007 se darán siempre que el precio del barril de petróleo se mantenga en el entorno de los 80 dólares, según los datos aportados ayer por el lobby de las aerolíneas en su asamblea anual en Berlín.

Sólo empeora la previsión para las aerolíneas europeas, que registrarán según IATA pérdidas aún mayores de las esperadas: los números rojos sumarán 2.800 millones de dólares, 600 más de lo anunciado hace tres meses. La débil recuperación de la economía europea, la incertidumbre sobre el euro y la crisis por la erupción del volcán islandés (que ha costado unos 1.260 millones de dólares a las compañías europeas en ingresos) lastran a las compañías del viejo continente.

Con todo, el margen de beneficio se situará globalmente en un exiguo 0,5%, muy lejos del 10% alcanzado por una decena de compañías antes de la recesión y que según vaticinó el director general de IATA, Giovanni Bisignani (que anunció que dejará el puesto dentro de un año), la industria alcanzará en su conjunto en un lejano 2050. Hasta entonces, toca seguir peleando por reducir los costes, por ejemplo, de navegación. Bisignani considera que bajarían a la mitad si sólo hubiese 10 proveedores de control de tráfico aéreo en vez de los 180 actuales. Y emplazó a la "maraña burocrática descoordinada que es hoy Europa" a fijar ya una fecha para implantar el Cielo Único. "Después de 20 años esperando, estamos hartos", espetó.