Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La presión sobre la deuda española lleva la prima de riesgo a otro máximo

La huida de los inversores a valores refugio eleva el diferencial con los bonos alemanes a 177 puntos básicos.- El Ibex cede un 0,3% al cierre

La huida de los inversores hacia los considerados valores refugio, entre ellos la deuda alemana, ha llevado a la prima de riesgo de España a marcar hoy un nuevo máximo por segunda jornada consecutiva. Este indicador, que se establece a partir de la diferencia entre la rentabilidad de los títulos a 10 años de Alemania con respecto a los españoles y condiciona los costes de financiación de las administraciones, ha subido hasta 177 puntos básicos (177,8 a las 15.55), su nivel más alto desde la incorporación del país al euro en 1999. El nerviosismo instalado en el mercado y su hipersensibilidad han hecho que en un único día se haya incrementado en siete puntos básicos.

La rentabilidad que exigen los inversores para comprar la deuda española que vence en 2020 ha llegado a tocar hoy el 4,39%, con lo que regresa a los niveles previos a la aprobación del multimillonario fondo de emergencia de 750.000 millones de apoyo al euro a principios de mayo. Gracias a este instrumento de apoyo al euro, los países de la UE pusieron freno al desplome de la moneda única, pero se ve que la medida solo ha supuesto un bálsamo temporal frente a las tensiones en los mercados secundarios de deuda. Apenas cuatro semanas después, la rebaja de la nota de solvencia por parte de Fitch ha reavivado los temores contra España pese a que la nueva calificación sigue siendo buena y no representa, ni por asomo, una posibilidad de impago. La razón es que desde que se desencadenó la tormenta, España está sufriendo junto a Grecia y Portugal el mayor castigo de entre los socios de la Unión Monetaria por la combinación de alto déficit y malas perspectivas económicas.

La escalada a máximos de las últimas jornadas, además, presenta un agravante con respecto a la situación de principios de mayo, cuando la prima de riesgo marcó el que hasta ayer era su récord con 164 puntos básicos. En breve, España se someterá al examen decisivo sobre su credibilidad en los mercados ya que en julio vencen casi 25.000 millones de deuda. En ese momento, el Estado deberá refinanciar las cantidades que en su momento le prestaron los inversores, y si sigue la subida, a un precio muy superior al que el Tesoro pagó en su día. No es previsible que haya problemas para colocar la deuda, pero es probable que el coste sea elevado.

Sobrecoste frente al 'bund' alemán

Para hacerse una idea de lo que representa este sobrecoste, España deberá pagar 17,3 millones más que Alemania por cada 1.000 millones de euros emitidos a los precios a los que hoy está cotizando la deuda española a 10 años en los mercados secundarios. En el caso de los títulos con vencimiento en 2012, que se están llevando la peor parte del ajuste porque los mayores temores de los inversores se centran en el corto plazo, su rentabilidad más que duplica a la de sus homólogos alemanes. De hecho, ha igualado sus tipos con los bonos decenales de Alemania. Esto significa que al Tesoro le cuesta lo mismo emitir deuda a dos años que lo que tiene que pagar Berlín por sus bonos a 10: un 2,6%.

En cuanto a los mercados de renta variable, la incertidumbre sobre la crisis fiscal de la eurozona ha causado un nuevo correctivo en las Bolsas europeas durante buena parte de la sesión. Sin embargo, la apertura al alza de Wall Street ha permitido moderar los números rojos por la tarde e incluso la entrada en verde momentánea del selectivo español. Al final, el Ibex 35 ha cerrado con un leve descenso del 0,3% hasta los 9.268 puntos tras llegar a ceder más de un 2% a primera hora arrastrado por las pérdidas de sus grandes valores (Telefónica, Santander y BBVA). El hecho de que Telefónica se haya dado la vuelta al final del día -ha acabado subiendo un 0,8%- ha ayudado también a poner freno a los números rojos.

Frente al cambio de signo de la mayor empresa del índice, Santander, otro de los grandes, se ha dejado un 1,85% y se ha colocado como el segundo valor que más ha perdido por detrás de OHL (2,10%). El BBVA ha cedido un 1,26%. El resto de bancos también se ha situado en rojo. Por lo que respecta a las otras plazas europeas, tanto Londres como París y Milán han acabado la jornada a la baja, aunque con leves descensos de entre el 0,02% del Cac parisino al 0,50% del selectivo italiano. Solo Francfort ha logrado cerrar en verde. A la misma hora, Wall Street subía un 0,8%. En cuanto al euro, la divisa se ha mantenido estable en torno a los 1,22 euros tras bajar ayer hasta 1,22 unidades del billete verde.

El Euríbor marca su nivel más alto intradía desde septiembre

El Euríbor a doce meses ha subido hoy cuatro milésimas y ha situado su tasa diaria en el 1,266%, su mayor tasa intradía desde el 9 de septiembre del año pasado. Tras dos sesiones negociadas en junio, ambas sobre el 1,26%, el indicador se sitúa ya por encima de la media con la que cerró el pasado mes de septiembre (1,261%), aunque aún por debajo de la que marcó hace un año, en junio de 2009 (1,610%). La razón, la reaparición de las tensiones de liquidez en el mercado interbancario al calor del recrudecimiento de la crisis fiscal de la eurozona.

Si el Euríbor mantiene constante este ritmo ascendente, las hipotecas que se revisen a partir de agosto y septiembre podrían encarecerse de nuevo tras casi 20 meses consecutivos de rebajas.

Más información