Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Taxistas que se ceban en el turista italiano

El precio del taxi en España sube un 58% desde 2001.- Investigadores de la OCU cogen casi 200 taxis y sufren más 500 irregularidades

Algunos taxistas recogen a un turista italiano y se les dispara la picaresca. Es el disfraz que los investigadores de la OCU eligieron para examinar de incógnito el gremio en 13 ciudades. Los resultados son malos para la clientela y para los profesionales, dice la Organización de Consumidores y Usuarios. Sólo fueron perfectas tres de las 193 carreras hechas para el estudio difundido hoy. Las infracciones están a la orden del día: 2,7 irregularidades de media por viaje. Faltas de todo tipo. Un sevillano se concedió nueve euros de propina en un viaje desde el aeropuerto. Eso, el cobro abusivo es una falta muy grave. En el 11% de los viajes a los supuestos italianos les dieron un rodeo, sobre todo en Sevilla, Bilbao y Madrid. Es grave. Leve es que las tarifas no sean visibles para el viajero, lo que ocurrió en el 24% de las carreras. Las normas a respetar son abundantes, pues existen regulaciones municipales, autonómicas y nacionales.

"Elegimos que se disfrazaran de italianos porque la mayoría de las reclamaciones que recibimos sobre taxistas son de turistas y es ahí donde suele aparecer la picaresca", ha explicado la portavoz de la OCU, Ileana Izverniceanu. La propia asociación de consumidores recalca que no es un estudio estadístico. Es más bien un diagnóstico de los peores males. Es lo que se han topado sus espías, que repitieron cada recorrido cinco veces. Los hicieron largos (desde el aeropuerto), medios (en el centro) y cortos (desde una estación de tren o autobús). Aquí también a veces pagan justos por pecadores, la situación no es homogénea en las ciudades analizadas. La buena noticia es que ni uno solo de los taxistas (frente a cinco del estudio anterior) se negó a llevar a los viajeros, aunque la carrera fuera corta.

"Estamos indignados". Ésa es la primera reacción del presidente de la Unión Nacional del Taxi, José Luis Funes, que anuncia "medidas legales contra estas graves injurias". Sostiene que los de la OCU son unos "sensacionalistas que sólo buscan hacerse publicidad".

La OCU ha descubierto que los taxis han subido de media bastante más que el coste de la vida. Son un 58% más caros que en 2001 -la última vez que evaluó este servicio público, con resultados similares, por cierto- aunque el IPC ha aumentado el 27,6%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Las tarifas, de todos modos, las deciden los ayuntamientos.

Si usted no quiere que le tomen el pelo (como se ve que les pasa a los italianos a menudo), esto es lo que recomienda la OCU: asegúrese de que ve el taxímetro, fíjese en los suplementos en la tabla de tarifas, tenga claro por qué ruta quiere ir a su destino y pida un recibo por si necesita reclamar. Y cuidado con la factura. Debe tener todos los datos (incluido el número de licencia del conductor). Atento porque sólo 23 de los 193 tiques recibidos por los espías estaba completos.