Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña da luz verde al plan que abre el mercado de ITV a la competencia

La comunidad tendrá hasta 16 estaciones más para equilibrar las zonas más saturadas con las que carecen del servicio

Cataluña contará con 16 nuevas estaciones de inspección técnica de vehículos (ITV) en los próximos cuatro años. Así lo contempla el plan territorial de ITV que el Consell Executiu ha aprobado hoy, que busca, entre otras cosas, abrir el mercado a la competencia. En la actualidad funciona una red de 44.

El nuevo mapa planificará dónde deberá haber instalaciones, partiendo del principio de que ningún núcleo de población de Cataluña con más de 2.500 habitantes se encuentre a más de 20 kilómetros de una estación, y también de que el tiempo de espera entre la fecha solicitada para realizar la inspección y la fecha en que se lleve a cabo dicha inspección no supere los cuatro días.

Este plan 2010-2014, en la práctica, diluirá el dominio del mercado que aún ejerce la empresa Applus, que es propiedad de la firma de capital riesgo Carlyle y de un grupo de inversores catalanes, entre ellos Caixa Catalunya. En breve se convocará el primer concurso, al que no podrá presentarse Applus. La escisión de una de las sociedades del grupo, que se han quedado sus socios, ya permite a la empresa reducir su peso en el mercado a poco más del 60%. Pero a medio plazo no podrá superar la mitad del mercado.

En la implantación del plan, se tiene en cuenta que en varias comarcas no hay ninguna ITV: se trata de Alt Camp, Alta Ribagorça, Baix Penedès, Les Garrigues, Montsià, Pla de l'Estany, Pla d'Urgell, Priorat, Terra Alta y Urgell. Pero no sólo se trata de que los habitantes de estas comarcas tengan más fácil el acceso al servicio. También se priorizarán comarcas donde las estaciones están más saturadas, o donde el parque móvil es demasiado elevado en relación a la dotación de líneas. Se trata del Barcelonès, el Bages, La Selva, Osona, Vallès Occidental y Vallès Oriental.