La vivienda usada modera su abaratamiento hasta agosto

El índice inmobiliario del INE refleja una caída en el precio de los pisos del 7,7%

Los precios de la vivienda libre han registrado en el segundo trimestre su mayor descenso desde el estallido de la burbuja inmobiliaria con una caída del 7,7% frente al mismo periodo del ejercicio anterior, una décima más de lo que bajaron en los tres primeros meses de 2009 (-7,6%) y 2,3 puntos más de lo que se abarataron en los últimos tres meses de 2008 (-5,4%) a pesar de que los inmuebles de segunda mano han logrado moderar su abaratamiento.

Esta es la conclusión del Índice de Precios de Vivienda (IPV) que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE), elaborado con las casas escrituradas en el trimestre de referencia y, por tanto, con un cierto retraso, ya que la escritura suele efectuarse más tarde que la compra.

Más información
La construcción de pisos cae en picado pese al repunte de los protegidos
Corredor: "Parte del sector entiende que es mejor bajar los precios que no vender"

Por segundo trimestre consecutivo, el precio de la vivienda nueva registró una tasa de variación anual negativa, con un descenso del 3,9%, profundizando así la caída del primer trimestre, que fue del 2%. Frente a esta evolución, la de segunda mano rompió la tendencia bajista y su tasa anual repuntó por primera vez desde el inicio de la serie. Así, la vivienda usada desaceleró su abaratamiento en el segundo trimestre, con una caída de sus precios del 11,2% en tasa interanual, inferior al descensos del 12,5% del primer trimestre del ejercicio, lo que apoya las tesis de que el mercado está gestando una ligera reactivación gracias al descenso del Euríbor y la bajada de precios.

En tasa intertrimestral (segundo trimestre de 2009 sobre primer trimestre), el precio de la vivienda bajó un 0,4%, con caídas del 0,7% en el caso de la vivienda nueva y del 0,1% en las viviendas de segunda mano.

Los visados mantienen su desplome

Sin salir del sector inmobiliario, los visados autorizados de obra nueva para uso residencial en España alcanzaron las 71.638 unidades en los siete primeros meses de 2009, un 61,9% menos que en el mismo periodo del año anterior. Según datos del Ministerio de Fomento, este descenso se produce sobre todo por el desplome de los visados de viviendas en bloque.

Entre enero y julio los visados para construir pisos en bloques alcanzaron las 54.270 unidades, un 64% menos que un año antes. Por su parte, los visados en las viviendas unifamiliares registraron un descenso del 53,6%, hasta las 17.354 unidades.

Así, en mayo se mantiene la tendencia positiva que comenzó en marzo. Hasta febrero los visados de obra nueva habían caído un 4% en los dos primeros meses de 2007 respecto a los mismos meses de 2006.

Una promoción de viviendas de protección oficial en el País Vasco.
Una promoción de viviendas de protección oficial en el País Vasco.L. RICO

El Euríbor confirma la caída al 1,261% en septiembre

El Euríbor, tipo al que se conceden la mayoría de las hipotecas en España, ha cerrado septiembre en el 1,261%, con lo que acumula doce meses consecutivos de descensos y marca un nuevo mínimo histórico, que permitirá a los consumidores ahorrarse unos 325 euros al mes y 3.900 euros al año.

La tasa registrada recorta en más de cuatro puntos porcentuales el nivel de septiembre de 2008, cuando se situó en el 5,384%, la segunda más alta de la historia, por detrás de julio, que alcanzó el 5,393%. Los usuarios que tengan una hipoteca media de unos 150.000 euros, a 30 años y con un diferencial de 0,85% (las entidades lo han incrementado en el último año), pagarán 562 euros al mes si se le aplica el Euríbor de septiembre, 325 euros menos de lo que pagaban hace un año (887 euros).

Sin embargo, esta diferencia en las cuotas supone sólo un cierto alivio en los bolsillos de algunos consumidores, ya que otros no pueden disfrutar de este recorte por las denominadas cláusulas 'suelo'. Estas cláusulas, que muchos consumidores firmaron hace años al contratar su hipoteca y que muchas entidades han introducido ahora, han puesto en duda la transparencia de los bancos y han centrado las críticas de las organizaciones de consumidores.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS