El FMI pide que se mantengan las medidas de estímulo hasta que crezca el empleo

Strauss-Kahn pide reformas en el mercado financiero y alerta de los riesgos de la "complacencia"

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, ha advertido hoy de que las medidas de estímulo adoptadas para combatir la actual crisis económica deberían ser retiradas "solo cuando la recuperación económica se haya producido y el desempleo descienda".

En el marco de un evento celebrado en el Bundesbank, Strauss-Kahn ha hablado de una renovada estabilidad pero ha permanecido cauteloso sobre la recuperación económica global y ha defendido la necesidad de proseguir con la política de apoyo al sistema.

Aunque ha reconocido que la economía global parece estar emergiendo "de la peor crisis financiera y económica desde la posguerra" ha hecho hincapié sobre los riesgos de que la recuperación, que será lenta, no vaya acompañada de una mejora del mercado laboral.

Más información

"Estoy preocupado por los costes económicos y sociales de un elevado desempleo, que persistirá incluso cuando los mercados financieros y la producción se estabilicen", ha afirmado el director gerente de la institución.

También ha alertado sobre la "fragilidad" de la recuperación y ha advertido de que los Gobiernos podrían errar "por el lado de la cautela" con respecto al momento de comenzar a revertir sus políticas de respuesta a la crisis. Así como la coordinación de las políticas internacionales han constituido una parte esencial de la respuesta a la crisis, la de las estrategias de salida "será igual de importante", ha explicado.

Strauss-Kahn ha realizado también un diagnóstico de la situación económica y ha apuntado a nuevas fuentes de crecimiento. Del lado de la demanda, ha hablado de "un reequilibrio global entre los países" que requiere sólidas acciones gubernamentales, lo que incluye la fijación del sistema financiero en economías avanzadas y el impulso del consumo doméstico en el Asia emergente.

Por el lado del suministro, ha solicitado reformas para impulsar la productividad a través del incremento de la flexibilidad laboral y de la competitividad en los mercados de producto.

Con respecto a las políticas económicas, el director gerente del FMI ha subrayado la importancia de solucionar las preocupaciones sobre la sosteniblidad fiscal, una cuestión "de primer orden" que incluye el gasto por envejecimiento, que es "diez veces mayor" que los costes fiscales de la crisis. Con respecto a la inflación, ha explicado que no prevé que constituya un problema "hasta que la recuperación esté firmemente en camino".

Riesgo de "complacencia"

El responsable del FMI ha mostrado su preocupación por que la mejora de los mercados financieros "está conduciendo a la complacencia en el tratamiento de problemas pendientes y difíciles en el sistema bancario", por lo que ha urgido a los Gobiernos a permanecer vigilantes a la agenda de respuesta de la crisis, que incluye un diagnóstico de los sistemas bancarios y el lanzamiento de programas de gestión para hacer frente a los activos tóxicos de la banca.

De lado de la regulación, ha advertido de que las reformas no se están realizado tan rápido como se necesitaría y ha hablado de incrementar los requerimientos de capital y relacionarlos más al riesgo. "El marco operacional para supervisión macroprudencial sigue siendo un trabajo en progreso", ha explicado.

Con respecto a las compensaciones para el sector financiero, Strauss-Kahn ha recalcado que la cultura de riesgos en la mayor parte de las firmas financieras ha constituido un factor muy importante en la crisis y alertó sobre que la recuperación del sector puede conducir a un retorno a estos patrones. Por ello, la comunidad internacional debe permanecer unida para hacer "progresos significativos en esta área".

Sobre el sistema monetario internacional, Strauss-Kahn ha destacado que el sistema actual está funcionando mejor de lo que se dice "a pesar de sus problemas" y ha mencionando como ejemplo el fortalecimiento del dólar durante la crisis, que refleja su estatus como "un activo de refugio seguro sin rival".

No obstante, para hacer el sistema monetario internacional más estable, ha destacado como esencial un recorte de la demanda de las reservas por parte de los países y un fortalecimiento de los mecanismos de seguridad.

En este sentido, el FMI puede desempeñar un gran papel con ideas como hacer el acceso a su financiación más predecible, asignar sus colocaciones de derechos especiales de giro (SDR) de manera más próxima a los acontecimientos mundiales e incrementar sus bases de recursos.

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50