General Motors presenta otro ERE temporal para los 7.500 trabajadores de Zaragoza

La compañía, en plena lucha por su supervivencia, mandará a casa durante 15 días a sus empleados de Figueruelas.- El Comité de Empresa cree que "se está desvirtuando un poco la utilización" de esta medida

Mientras supera un nuevo escollo para garantizar su supervivencia, la reconvertida General Motors (GM) ha presentado hoy ante la Dirección General de Trabajo del Gobierno de Aragón un nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) para su planta de Figueruelas (Zaragoza), que afectará a sus cerca de 7.500 trabajadores durante quince días. Se trata del tercer expediente de regulación de empleo que presenta en menos de un año la compañía automovilística, en esta ocasión, por el descenso de las ventas y ante la situación interna de la multinacional, ha explicado la secretaria del Comité de Empresa, Ana Sánchez.

La dirección y los representantes de los trabajadores, quienes ya han mostrado su rechazo a esta medida, han mantenido hoy un encuentro aunque por el momento no se ha hablado de las condiciones del ERE, sobre el que deberá pronunciarse la autoridad laboral del Gobierno aragonés. Este tercer expediente tiene razones de mercado, pero también tiene que ver con la situación financiera de la empresa y con el ahorro que le supone no pagar los salarios, ha dicho la secretaria del Comité, quien opina que "se está desvirtuando un poco la utilización" de esta medida.

Más información
La nueva dueña de Opel anuncia recortes de empleo en toda Europa
UGT denuncia que Magna quiere recortar la plantilla de Opel en 1.600 personas
El juez autoriza la reestructuración de General Motors

Futuro incierto

Sánchez ha indicado que esperan conocer los detalles del expediente de suspensión en pocos días, ya que debería quedar cerrado antes de que los trabajadores se vayan de vacaciones. La representante sindical apuesta por poner encima de la mesa un plan de viabilidad que resulte positivo para la compañía, "para reestructuarla y ponerla en números azules", pero, a su juicio, es importante que se comparta con el comité de empresa y "tengamos algo que decir".

GM aplicó el primer expediente en noviembre de 2008 -que afectó a 600 puestos de trabajo durante un año- y el segundo, de 17 días para toda la plantilla, en el mes de diciembre y que aún esta vigente. La planta de General Motors en Figueruelas se encuentra en un momento de incertidumbre, ya que la multinacional negocia la entrada de nuevos inversores en el grupo automovilístico, lo que tendrá consecuencias en el mantenimiento de las plantillas de las factorías que la multinacional tiene en Europa.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS