Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Propiedades

A la Comunidad de Madrid no le sale el plan joven

De los 150.000 pisos previstos para alquilar con opción a compra en la capital, sólo se entregarán 13.000

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ya no pone primeras piedras, ni acude a los sorteos, ni entrega pisos del Plan Joven. Su gran proyecto en materia de vivienda ha cumplido cinco años con más pena que gloria. Aunque la pasada semana pusiera sobre la mesa unos datos a todas luces triunfalistas, señalando que hasta el pasado mes de marzo ya existían suelos comprometidos para 116.728 pisos, destinados al alquiler con opción a compra para menores de 35 años, lo cierto es que, un lustro después, tan sólo se han concluido 3.046 las viviendas y otras 10.000 lo estarán de forma progresiva hasta el final de la presente legislatura, en 2011.

Pero más allá del compromiso, lo que reclaman los más de 200.000 jóvenes apuntados en la lista de la Comunidad de Madrid es cuándo se entregarán las llaves de las 110.000 viviendas restantes no iniciadas, qué tamaño tendrán y qué pagarán finalmente por ellas. La respuesta, una incógnita.

De las cuatro parcelas de Majadahonda, junto al hospital, en sólo una de ellas se han adjudicado las obras

Si bien la propia presidenta y el anterior consejero del ramo, Mariano Zabía, se hincharon a firmar convenios de adhesión con ayuntamientos entre 2004 y 2007, la mayoría se han convertido en papel mojado. De los 73 convenios sólo se han cumplido o están en vías de hacerlo una veintena en los dos próximos años.

Las incongruencias en torno al Plan Joven abarcan un amplio abanico. Desde viviendas oficialmente ya entregadas pero, que realmente no lo están por las renuncias que se están produciendo, hasta reclamaciones por parte de los adjudicatarios relativas a incrementos sobre el precio inicialmente prometido, defectos en la construcción, ocupaciones ilegales de los pisos vacíos del Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA) o injustificables retrasos en el inicio de las obras y en la entrega de las viviendas.

Desde la Comunidad de Madrid echan balones fuera sobre todas estas circunstancias. Al respecto, un portavoz de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio ha asegurado que "apenas es un 2% el número de adjudicatarios a los que todavía no se ha podido localizar". Sobre el hecho de que existan más de 2.500 jóvenes adjudicatarios de pisos del Plan Joven (en Tres Cantos, Majadahonda o Alcorcón) que llevan dos años esperando a que se inicien sus viviendas, la misma fuente deja caer que "en muchos casos esos sorteos se celebraron por la presión ejercida desde los propios ayuntamientos", y que ahora, para evitar esos retrasos, "se ha tomado la decisión de no realizar sorteos hasta que las viviendas obtengan la calificación provisional para ser iniciadas".

Argumentos que, a todas luces, resultan insuficientes para los afectados. "Es una vergüenza lo que están haciendo. Nos están tratando como a monigotes. Lo pusieron todo muy bonito solamente para captar votos. Pero después nada de nada. Nos prometieron viviendas de 70 metros con garaje y trastero vinculados, pero la superficie se ha reducido bastante. Además, sin ser propietarios hasta el momento en que ejerzamos la opción a compra, nos quieren hacer pagar el IBI (impuesto de bienes inmuebles) y el seguro de la vivienda". Quien así se expresa es David Corrales, presidente de la Asociación de Afectados del Plan Joven Las Retamas (AAPJR).

Problemas de financiación

Tras esta asociación se hallan 428 beneficiarios de otros tantos pisos en alquiler con opción a compra para menores de 35 años que resultaron adjudicatarios de los mismos en el sorteo celebrado el 28 de febrero de 2007. Los pisos se distribuyen en tres parcelas, situadas en el barrio de Universidad, de las que son propietarias Espacio -la filial inmobiliaria del Grupo Villar Mir-, Isolux Corsán y Andria. Veintiséis meses después del sorteo, sólo Espacio acaba de iniciar las obras. De Isolux no se sabe nada y, en el caso de Andria, "ni siquiera ha obtenido financiación para acometer la construcción, según ha comentado en una reunión el señor Blasco", señala Corrales en referencia a Juan Blasco, viceconsejero de Vivienda.

En la misma situación se encuentran los adjudicatarios de 1.000 pisos en Tres Cantos y otros 910 en Majadahonda, en sendos sorteos celebrados en 2007, el 20 de marzo y el 18 de julio, respectivamente. En Majadahonda, las cuatro parcelas ubicadas junto al nuevo hospital Puerta de Hierro son propiedad del Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA). En sólo una de ellas se han licitado y adjudicado las obras -a OHL por 20,66 millones de euros- que empezarán a construirse a finales del presente verano y no estarán listas para ser entregadas hasta principios de 2012.

Para los 578 pisos restantes no hay fecha de inicio, aunque los afectados confían en que, según les han comentado desde el IVIMA, las obras puedan iniciarse a final de año, porque no se ha licitado el concurso para ejecutar las obras. "El problema que ha habido en Majadahonda es que el Ayuntamiento no estaba conforme con la modificación que fue necesario introducir sobre el proyecto inicial de ejecución", comentan desde la Consejería.

Los foros de Internet donde los beneficiarios expresan sus inquietudes echan humo. En uno de ellos, Alberto expone la situación. "Llevamos dos años sin saber nada de nada. Hemos llamado mil veces al IVIMA y la respuesta es siempre la misma, que no saben nada y que llamemos dentro de dos meses. Ya estamos cansados de que nos tomen el pelo porque juegan con las ilusiones de muchos jóvenes", argumenta. Beatriz también se queja de la falta de información por parte del IVIMA. "La única comunicación que han tenido con nosotros es una carta remitida en agosto de 2007 para saber si queríamos renunciar al piso", asegura.

Al menos, en las últimas semanas, esta falta de información de los responsables de Vivienda se ha paliado. Un grupo de adjudicatarios de Majadahonda se ha reunido con Francisco Javier Carmena, director de la Oficina de Vivienda de la Comunidad, al que recabaron información detallada y concreta sobre aspectos relativos a sus futuras viviendas.

'Es indignante lo que están haciendo con nosotros'

"Si me hubieran dicho desde el principio que el piso me lo daban a finales de 2009, pues bueno. Habría planificado toda mi vida en base a esa fecha, pero el problema es que no fue así. Llevo dos años sin saber qué hacer y sigo viviendo en casa de mis padres", comenta airada Nayra Sánchez, de 29 años, una de las 48 personas que el 9 de mayo de 2007 resultaron adjudicatarias de un piso en la manzana 1.32 D del Ensanche de Vallecas.

Las obras están terminadas desde finales del pasado verano, pero las fechas de entrega anunciadas se han ido incumpliendo una tras otra. "Es indignante lo que están haciendo con nosotros. Todo son mentiras", añade Nayra. "Primero nos dijeron que entregaban los pisos durante el tercer trimestre de 2008, luego que en el cuarto, luego que en enero, febrero, y así hasta hoy", explica Nayra la situación. Para más inri, en noviembre de 2008 les fue remitida una carta para requerirles documentación y señalar que "en breve" volverían a contactar para proceder a la elección del piso y firmar el contrato previo a la entrega. No fue así.

El motivo del retraso les fue comunicado personalmente a los adjudicatarios por el director gerente del IVIMA, José Antonio Martínez Páramo, en la reunión mantenida el pasado 28 de mayo. Todo obedecía a que la parcela donde se alzan las viviendas no era, en su totalidad, propiedad del instituto público, ya que un 0,6% del solar era de titularidad municipal.

En esa misma reunión les confirmaron que la operación de compraventa ya estaba lista, pero la semana pasada un nuevo jarro de agua fría. Esa supuesta compraventa iba a tardar en escriturarse cinco o seis meses. No obstante, desde la Comunidad se señala que "el plazo de entrega es inminente, ya que se cuenta con la calificación definitiva y sólo falta que el Ayuntamiento de Madrid otorgue la licencia de primera preocupación", señala un portavoz.

Más información