Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Breves de la jornada

Bruselas autoriza la ayuda de 52 millones a la planta de Ford en Valencia

La venta de camiones sigue en caída libre y sin ayudas tras bajar un 73,5% en mayo

Luz verde a las ayudas a Almussafes

La Comisión Europea ha dado hoy luz verde a la ayuda de 51,9 millones de euros que las autoridades españolas tienen previsto conceder a Ford España para la transformación de la planta que tiene en Almussafes (Valencia). El Ejecutivo de la UE ha llegado a la conclusión de que el proyecto de Ford -cuyo objetivo es modificar la estructura de producción para fabricar tres nuevos modelos de vehículo- "contribuirá significativamente al desarrollo de la economía de la región sin falsear indebidamente la competencia". Según Bruselas, el proyecto -que tendrá un coste total de 493,6 millones de euros, financiados en su mayor parte por Ford- garantiza la continuidad de la actividad en Almussafes y el mantenimiento de unos 5.000 puestos de trabajo directos.

Las matriculaciones de camiones se desploman un 73,5%

Las matriculaciones de camiones de gran tonelaje, no incluidos en las ayudas directas a la compra del Plan 2000E, persisten en sus desplomes y en el mes de mayo registraron 832 matriculacines, un 73,5% menos que las 3.137 del mismo mes de 2008. De la profunda crisis de mercado de estos vehículos industriales da una ida el que en los cinco primeros meses del año sólo acumulen 4.754 matriculaciones que, en comparación con las 17.404 de enero-mayo del año pasado, suponen un retroceso del 72,7%, según han informado hoy las asociaciones automovilísticas de fabricantes (Anfac) y vendedores (Ganvam). Los camiones representan un buen porcentaje en inversión en bienes de equipo de empresas grandes y pequeñas, de los sectores de la construcción y del transporte, dos de los más afectados por la crisis económica.

El Congreso rechaza las enmiendas a la ley de liberalización de los servicios

El Congreso ha rechazado hoy las enmiendas de totalidad presentadas por IU y BNG al proyecto de ley sobre el libre acceso a las actividades de servicio, más conocido como Ley Paraguas, por 319 votos en contra (PSOE, PP y CiU), 7 a favor (BNG, IU, ICV, NaBai y CC) y 8 abstenciones (ERC y PNV). Este rechazo supone un paso más hacia la trasposición de la Directiva Europea de Servicios, cuyo plazo finaliza en diciembre de este año y cuyo objetivo es la liberalización del sector servicios para acabar con la espera de la autorización administrativa para abrir un negocio.