Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salgado reprocha al PP que el pacto en Caja Madrid "casa mal" con su deseo de eliminar las injerencias

IU se defiende y asegura que el acuerdo preserva a la caja de "pactos entre Zapatero y Rajoy"

La vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, ha reprochado hoy al PP que su deseo de eliminar la interferencia política en el gobierno de las cajas de ahorro "casa mal" con el acuerdo al que ha llegado el Ejecutivo autonómico de Esperanza Aguirre con IU y una parte de CC OO para garantizar el control de Caja Madrid.

Así ha respondido la ministra a una interpelación del diputado del Grupo Popular, Álvaro Nadal, en el Congreso sobre los problemas de financiación que sufren las familias y empresas en la que también ha interrogado al Gobierno sobre sus planes para la reestructuración del sector y la puesta en marcha del denominado Fondo de Reestructuración y Ordenación bancaria (Frob).

No obstante, el portavoz adjunto de IU en la Asamblea de Madrid, Miguel Reneses, ha asegurado hoy que el acuerdo "madrileño" de estabilidad en la entidad que de momento preside Miguel Blesa la preserva de "operaciones de ámbito estatal", de "pactos entre Zapatero y Rajoy" y de la "privatización" por la que apostaban algunas "personas influyentes", según informa Efe. Así, ha añadido que "no hay cheques en blanco, ni hay nombres y apellidos", y ha matizado que el acuerdo no se ha cerrado con el sector aguirrista en la Caja, sino con el PP, que es el que tiene la mayoría y la "capacidad de propuesta".

En resumen, Reneses ha defendido que el pacto protege la "autonomía en las decisiones" de la Caja madrileña, "para que no imperen otros intereses que a lo mejor nada tienen que ver con la Comunidad de Madrid o con Caja Madrid".

Precisamente, desde el PP de Madrid, su secretario general, Francisco Granados, ha asegurado que "se inicia una fase de estabilidad en los órganos de gobierno de la caja". "Creo que es una buena noticia para todos pero fundamentalmente para los impositores de la caja, para la institución financiera en su conjunto, para los trabajadores que también están incluidos en el acuerdo", ha señalado. Además, ha adelantado que ya se han sumado más sectores de los representados en la caja como la Cámara de Comercio, CEIM, Ausbanc, la Fundación Carme Pardo-Valcarce y el Instituto de Estudios Económicos, pero no el grupo socialista.

Por su parte, desde el Ayuntamiento, el alcalde de Alberto Ruiz-Gallardón, ha dicho que apoya un "consenso amplio sin exclusiones" para garantizar la estabilidad en Caja Madrid y que la cuarta entidad financiera de España "no debe ser escenario de disputas políticas".

Salgado admite que las líneas del ICO "deben mejorar"

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, ha anunciado hoy que las emisiones de deuda por parte de las entidades financieras avaladas por el Estado ascenderán a 37.000 millones de euros sumando tanto aquellas operaciones que ya se han autorizado como las que están pendientes de aprobación. Además, ha admitido que las líneas especiales de financiación del Instituto de Crédito Oficial (ICO) "deben mejorar" para que lleguen en su totalidad a las familias y las pequeñas y medianas empresas, aunque ha aprovechado su intervención en la sesión de control al Ejecutivo para criticar la ausencia de propuestas concretas del PP.

Durante su repaso al conjunto de medidas puestas en marcha desde el Gobierno para reactivar los mercados de crédito y las tensiones de financiación, la vicepresidenta ha subrayado que se ha mejorado el sistema de aplazamiento de las deudas contraídas con Hacienda y elevado el límite exento de la obligación de aportar garantías en los fraccionamientos de 6.000 a 18.000 euros. En este punto, ha avanzado que se han recibido ya más de 500.000 solicitudes de aplazamiento o fraccionamiento de deudas tributarias.

También ha recordado que se ha generalizado el sistema de devoluciones mensuales del IVA y que en los cinco primeros meses, las devoluciones mensuales pagadas han sido más de 44.000 y han supuesto más de 3.000 millones de euros de liquidez adicional para las empresas.

En cuanto a las líneas del ICO, Salgado ha reconocido que su despegue fue lento, pero ha añadido que su velocidad actual es "razonablemente buena". No obstante, también ha admitido que algunas líneas necesitan más impulso y que hay que mejorar su funcionamiento.

Más información