El Banco de España augura un aumento significativo del paro de larga duración

La institución adelanta que el parón inmobiliario puede estar tocando fondo y da por hecho que la contracción del crédito continuará durante este trimestre

El Banco de España ha alertado hoy del riesgo de que la aceleración del desempleo observada en los últimos trimestres hasta alcanzar a 3,5 millones de personas en febrero se acabe traduciendo en un "aumento significativo" del paro de larga duración con una subida del "componente estructural del desempleo", lo que dificultaría la recuperación. Y eso a pesar de que la institución destaca que, según los últimos indicadores, podríamos estar en un punto de inflexión en el deterioro inmobiliario, un sector que está en el origen de la crisis de la economía española. Aunque en cualquier caso sólo habla de "interrupción", con lo que el deterioro continuará a lo largo de 2009.

Así lo pone de manifiesto en el boletín económico correspondiente al mes de febrero, en el que recuerda que durante el año pasado, el paro aumentó en 1.280.300 personas, un 66,4% en relación al año anterior, con lo que el número total de desempleados se situó en 3.207.900 y la tasa de paro aumentó 5,3 puntos respecto al cierre de 2007 hasta alcanzar el 13,91%, su nivel más alto desde principios del año 2000.

Más información

Asimismo, el Banco de España recuerda que esta tasa es la más alta de la serie histórica comparable, que arranca en 2001, pero remontándose más atrás, no alcanzaba un porcentaje de esta naturaleza desde el primer trimestre de 2000, cuando llegó a situarse en el 14,79%. En términos absolutos, la superación de la barrera de los tres millones constituye la cifra más elevada de los últimos 13 años, concretamente desde el primer trimestre de 1996 (3.279.600 desempleados).

Más deterioro

De forma más general, el organismo presidido por Miguel Ángel Fernández Ordóñez mantiene el pesimismo sobre el futuro a corto y medio plazo de la economía española y asegura el mantenimiento del proceso de ajuste en los primeros meses del año, dada "la pauta negativa" que demostraron los indicadores de consumo en enero y febrero.

También ocupa un puesto destacado en el boletín de febrero la situación del crédito en España en base a la encuesta sobre préstamos bancarios, que revela aumentos tanto de las condiciones requeridas para acceder a los créditos, así como una reducción del plazo máximo ofrecido. Sobre este punto, afirma que durante el último trimestre de 2008 se ha endurecido la oferta de crédito a hogares y empresas y se está cebando con las pymes. Pero no sólo respecto a trimestres anteriores, sino también si se toma como referencia al resto de la Unión Europea; aunque con la excepción del crédito a las empresas en la zona del euro, cuya contracción fue similar con la de España.

La encuesta concluye también que el descenso de la oferta y la demanda fue de nuevo más acentuado en España que en el resto de la unión monetaria, y añade que en el primer trimestre de 2009 las entidades prevén nuevas contracciones en ambas zonas, tanto de la oferta como de la demanda. Sobre las medidas de apoyo aprobadas por los gobiernos y los bancos centrales de todo el mundo, asegura que han tenido un efecto "limitado" que, no obstante, será previsiblemente más acusado durante el primer trimestre de este año.

Pesimismo del FMI

La visión del Banco de España es compartida con los organismos internacionales. Así, tras la llamada de atención que realizó ayer el BCE sobre una contracción de la eurozona mayor de lo esperado, hoy ha sido el FMI quien ha advertido de que las economías más ricas del mundo se están contrayendo a su ritmo más elevado desde la Segunda Guerra Mundial. Además, afirma que el declive podría durar hasta el 2010, por lo que ha defendido la adopción de medidas de política sin precedentes.

El FMI ya ha indicado que probablemente recorte sus estimaciones para el crecimiento global del 2009 para ponerlas en territorio negativo, respecto de una estimación de 0,5% de crecimiento que hizo en enero. "Nuestros cálculos sugieren que la caída del PIB (producto interior bruto) en el cuarto trimestre del año pasado y el primero de este año es la más aguda que podemos encontrar en los registros de la posguerra", ha asegurado el primer subdirector gerente del FMI, John Lipsky, al diario británico Daily Mail.

"Se requiere y se justifica una contundente respuesta de la política", ha agregado. Las autoridades del Grupo de los 20 países industrializados y en vías de desarrollo se reúnen en Londres el 2 de abril bajo presión para coordinar y aumentar sus esfuerzos destinados a contrarrestar el declive en medio de la peor crisis financiera en una generación.

La OCDE constata pocos signos de estabilización

El indicador de coyuntura de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha vuelto a bajar en enero hasta alcanzar un nuevo mínimo histórico, en ese caso nueve décimas, y hay muy pocos signos de una próxima estabilización.

El indicador, que cayó hasta 92,3 puntos -ampliamente por debajo de los 100 puntos de la media a largo plazo-, sigue marcando un debilitamiento de las perspectivas de crecimiento, ha explicado el conocido como club de los países desarrollados.

En un año, el descenso acumulado para los 30 países de la OCDE en su conjunto fue de 9,1 puntos, ha precisado. La zona del euro experimentó un retroceso en enero de seis décimas, hasta 93,7 puntos, y en doce meses la bajada era de 8,4 puntos.

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50