Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberia reclama al Sepla 13 millones de euros por los daños causados por la huelga de celo

La compañía ha demandado al sindicato y a sus once miembros por provocar entre los días 4 y 31 de diciembre las cancelacones de cerca de 500 vuelos.- El SEPLA se defiende y sigue negando la existencia de una huelga

Iberia ha presentado este viernes una demanda por 13 millones de euros contra el sindicato Sepla por los daños y perjuicios que la huelga de celo de los pilotos ha causado a la compañía aérea durante el mes de diciembre, ha informado la aerolínea en un comunicado de prensa. Iberia ha demandado a la sección sindical del Sepla en Iberia y a sus once miembros por provocar entre los días 4 y 31 de diciembre, como consecuencia de la huelga de celo de la que Iberia acusa a los pilotos, las cancelaciones de cerca de 500 vuelos , la contratación de otros 152 con otras compañías y los retrasos, que han situado el índice de puntuaidad en un 40%.Si se incluyen los vuelos de su filial regional Air Nostrum que han operado con normalidad durante dicho período, el índice de puntualidad fue del 60%.

Iberia ha culpado al Sepla de inspirar, organizar y promover una actuación colectiva y concertada para presionar en la negociación del convenio. Los más de 13 millones que le ha supuesto a Iberia dicha huelga "ilegal" sólo en diciembre incluyen el coste de los aviones alquilados, la atención a los clientes afectados por los retrasos y cancelaciones (alojamiento y comidas, entre otros), el refuerzo de plantilla en aeropuertos y centros de atención telefónica, reclamaciones, coste de imagen y las pérdidas ocasionadas por la cancelación de los vuelos. Precisamente el jueves, la compañía canceló 41 vuelos por este conflicto. Además, la compañía ha abierto expediente a 41 trabajadores y hoe se lo ha notificado a 10 de ellos .

El Sepla, que sigue negando que se trate de una huelga de celo, se defiende, explicando que los citados expedientes se refieren a casos como el del vuelo Madrid-Oviedo del 31 de diciembre donde hubo una amenaza de bomba, por lo que el comandante se vio obligado a pedir un "fondeo" (una revisión del avión) a recomendación de los Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (Tedax). No obstante, la mayoría de las demoras que Iberia atribuye a los pilotos corresponde al cumplimiento de las horas de descanso por parte de los mismos que la compañía pretendía que se saltaran, ha alegado el sindicato.