Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial

Caisse d'Epargne pierde 600 millones en un incidente bursátil

La entidad vincula el error a la extrema volatilidad de los mercados pero asegura que "no afecta a su solidez financiera"

Caisse d'Epargne, el grupo que agrupa las cajas de ahorro francesas, ha reconocido hoy que ha sufrido una pérdida de unos 600 millones de euros por "un importante incidente de mercado" en su actividad bursátil durante la pasada semana.

"A causa de la extrema volatilidad de los mercados y del hundimiento bursátil de la semana del 6 de octubre, el grupo Caisse d'Epargne tuvo un importante incidente de mercado en la actividad de derivados de acciones que se tradujo en una pérdida del orden de 600 millones de euros", ha explicado en un comunicado.

La entidad ha subrayado que esta pérdida, en una actividad "independente de su tesorería", se detectó durante los "procedimientos habituales de control". También ha insistido en que "no afecta la solidez financiera del grupo y no tiene ninguna consecuencia sobre la clientela", teniendo en cuenta que dispone de más de 20.000 millones de euros de fondos propios y de "importante liquidez". En este sentido, el texto añade que la pérdida se ha producido como parte de su actividad por cuenta propia, en contraposición a las actividades en nombre de clientes.

Sanciones a los responsables

Así, ha asegurado que "se han tomado inmediatamente las medidas necesarias para saldar esta posición y poner fin a esta actividad", que ha habido "sanciones" -sin precisar contra quién- y que se ha informado a las autoridades de supervisión. Algunos medios franceses apuntan que también se ha despedido a parte del equipo financiero.

A falta de más detalles, este incidente recuerda que el banco francés Société Générale denunció el pasado mes de enero haber sufrido pérdidas de unos 4.900 millones de euros a causa de las prácticas presuntamente fraudulentas de uno de sus operadores de mercado, Jérôme Kerviel.

Caisse d'Epargne se encuentra actualmente en fase de negociaciones para su fusión con Banque Populaire, con el objetivo de crear la segunda entidad bancaria del país con más de 40.000 millones de euros de fondos propios y una red de 8.200 sucursales.

Cinco bancos austríacos compran el Constantia para salvarlo de la crisis

Cinco bancos austriacos han adquirido el 100% de la entidad financiera Constantia Privatbank para salvar a esta institución con graves problemas de liquidez debido a la crisis financiera. El Constantia es el primer banco austriaco que cae afectado por la crisis financiera. Actualmente tiene 260 trabajadores, unos activos de 1.200 millones de euros y depósitos de clientes por valor de 10.000 millones de euros.

Bank Austria, Erste Bank, Raiffeisen Central Bank, Austrian Volksbanken y BAWAG son los institutos bancarios involucrados en esta operación de rescate, que es parte de los planes del Gobierno austriaco para estabilizar el mercado financiero. Según la agencia APA, los cinco bancos inyectarán liquidez a la institución por valor de 400 millones de euros, al tiempo que el Banco Nacional Austríaco (ÖNB, central) aportará otros 50 millones de euros en un plan para asegurar los depósitos de clientes por valor de 10.000 millones de euros.

Más información