Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Renault anuncia la supresión de otros 2.000 puestos de trabajo

La reducción de plantilla afectará al área comercial de 19 países, entre ellos España.- Los sindicatos lamentan que la compañía no especifique cómo afecta a sus empleados españoles

El grupo automovilístico francés Renault presenta hoy a los representantes de los trabajadores su proyecto para suprimir 2.000 empleos con carácter voluntario en sus filiales en Europa, que se añaden a los 4.000 anunciados en Francia a principios de mes. El comité del grupo europeo de Renault ha sido convocado en París esta mañana para que la dirección le detalle este programa de reducción de plantilla, de la que 900 puestos están en Francia y 1.100 en otros 19 países europeos, según ha explicado una portavoz de la empresa. En fuentes de CGT, aunque la compañía no ha desglosado el impacto de la medida por estados, han asegurado que la reducción afectará a la plantilla de España, Italia, Gran Bretaña y Alemania, en particular en el apartado comercial.

Comisiones Obreras (CCOO) y UGT lamentan que la dirección del constructor automovilístico Renault no haya especificado cómo afectará a España el plan de supresión. ""No habido absolutamente nada nuevo, siguen dándonos cifras globales pero no han querido especificar por países ni por filiales como pedíamos", se queja el representante de CCOO, Joaquín Arias.

La portavoz sí ha confirmado que se verán afectados los asalariados de las entidades comerciales de las filiales europeas (cuellos blancos que no se dedican a la producción), así como las filiales de Renault en Francia, es decir, puestos de trabajo que no están en las fábricas. En este punto, la cita de hoy debería servir también para discutir las condiciones de los despidos voluntarios y las indemnizaciones que puedan recibir.

El grupo automovilístico ya había comunicado el pasado día 9 al comité de empresa francés un primer paquete de disminución de 4.000 empleos, también de carácter voluntario, en Francia. Del total, 3.000 son de la entidad Renault SAS (que no incluye las filiales de Francia) y en actividades también de cuello blanco, así como 1.000 en la planta de ensamblaje de Sandouville, especializada en los modelos de gama alta. Las salidas se llevarán a cabo de aquí hasta el 30 de abril del próximo año. Según un comunicado la Federación Minerometalúrgica de CC OO (FM-CC OO), en España se verán afectados ingenieros y personal cualificado.

Todo este ajuste se ha estado preparando desde que el pasado 24 de julio el presidente de la compañía, Carlos Ghosn, anunció reducción de plantilla en Europa con salidas voluntarias y congelación de nuevas contrataciones para hacer frente a la caída de ventas. Renault revisó a la baja en julio su objetivo de ventas del programa Contrato 2009 para el año próximo, al dejarlo simplemente en "por encima de tres millones de vehículos", en lugar de los más de 3,3 millones esperados inicialmente. Frente a la caída de la producción en Europa, Renault tiene está construyendo, al igual que ya ha hecho la multinacional de componentes Delphi, una fábrica en la ciudad marroquí de Tánger.