La nómina de junio subirá 200 euros por la ayuda del Gobierno contra la desaceleración

El Consejo de Ministros aprueba la deducción fiscal de 400 euros al año. -A partir de 2009, la deducción fiscal de 400 euros se dividirá entre las doce nóminas mensuales. -De la Vega admite que hay dinero para todas las medidas previstas, pero no para más

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el decreto que modifica el actual Reglamento de la ley que regula el IRPF para poder aplicar la nueva deducción de 400 euros para asalariados y pensionistas. De este modo, la nómina del próximo mes de julio incluirá 200 euros de más, la parte proporcional de la ayuda correspondiente a los seis primeros meses del ejercicio.

Los 200 euros restantes, según este decreto, se abonarán de forma proporcional durante cada mes a lo largo de la segunda mitad de 2008. En total, según los cálculos del Gabiente socialista, la ayuda tendrá un coste de 6.000 millones de euros al año.

Esta medida, que el Gobierno confía en que ayudará a "mejorar la situación de las familias" y que, por este motivo, incidirá a su vez en el "ritmo y crecimiento" de la economía española, se aplicará a los asaliariados, pensionistas y autónomos salvo para aquellas rentas bajas cuyas retenciones anuales no superen la mencionada cifra de 400 euros.

Las promesas electorales del PSOE para el 9-M
Más información

Según ha confirmado la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega tras la reunión del Consejo de Gobierno de hoy, a partir de 2009 la deducción fiscal de 400 euros se dividirá entre las doce nóminas mensuales, con lo que la retención que Hacienda realiza en la nómina de cada mes se reducirá en unos 33 euros de media.

Sobre la advertencia realizada ayer por el vicepresidente económico, Pedro Solbes, de que esta ayuda junto a las rebajas fiscales a la Vivienda de Protección Oficial o el aumento de Obra Pública han dejado "prácticamente agotado el margen de maniobra" de los presupuestos del Estado para adoptar nuevas medidas contra la desaceleración, De la Vega ha querido confirmar la viabilidad económica de todas las actuaciones aprobadas hasta la fecha, asi como la garantía de que cumplirán con los pagos de los subsidios ante la subida del paro.

No obstante, de cara al futuro, De la Vega ha advertido que la política de "control del gasto" adoptada por el Ejecutivo impedirá adoptar más iniciativas para reactivar la economía. "No nos podemos permitir otras medidas" de esta índole "que no estén previstas y que puedan ser de mucho calado", ha sentenciado la vicepresidenta.

Fernández de la Vega ha asegurado en cualquier caso que "no ha habido ni un solo compromiso" del Gobierno sobre el que no se haya revisado su viabilidad financiera, y en este sentido subrayó que está asegurado el dinero necesario para las prestaciones por desempleo, las inversiones en infraestructuras y de otros compromisos como la renta básica de emancipación o partidas destinadas a la dependencia.

La vicepresidenta primera del Congreso, María Teresa Fernández de la Vega, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.
La vicepresidenta primera del Congreso, María Teresa Fernández de la Vega, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.EFE
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción