Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El lujo no entiende de crisis

El líder del sector LVHM confirma que cerrará 2008 con un "sensible" aumento de beneficios a pesar de la moderación del consumo y la apreciación del euro

Ni caída de ventas ni mucho menos reducción de beneficios. El lujo no entiende de crisis y su principal exponente, el grupo francés LVMH, ha confirmado sus previsiones de que cerrará este año con un "sensible" aumento de las ganancias a pesar de la desaceleración y la fuerte apreciación del euro frente al dólar.

Según ha asegurado hoy el consejero delegado de la empresa propietaria de marcas tan prestigiosas como Moet & Chandon, Louis Vuitton, Christian Dior o Hublot, Bernard Arnault, en la Asamblea General de la compañía celebrada hoy en París, el grupo "está bien posicionado para cumplir el objetivo de un crecimiento sensible de los beneficios en 2008", tal y como predijo LVMH el pasado abril.

Líder en volumen de negocio del sector y considerada como la firma de lujo más valiosa del mundo, según la revista Forbes, el equipo directivo de LVMH está convencido de que su potencial de crecimiento les permitirá duplicar sus ganancias durante los próximos cinco años. Para ir abriendo boca, el grupo ha revelado hoy que ha cerrado el primer trimestre del año con unos beneficios superiores a los 4.000 millones de euros, un 12% más que en el mismo periodo del año anterior a precios constantes y equiparando el tipo de cambio.

Dentro de su negociado, el departamento de relojes y joyería ha sido el que más ha mejorado su balance con un alza del 19% de sus beneficios por delante de las ventas de artículos de moda y piel, un 14%. Mientras, el sector de bebidas espirituosas ha sido el que más ha sufrido el fortalecimiento del euro frente al dólar debido a su expansión en los mercados de Estados Unidos, Rusia y Asia con un leve aumento del 1%, aunque sólo este apartado ha reportado unas ganancias netas de 640 millones.

De cara al futuro, Arnault ha destacado que superar el actual periodo de turbulencias manteniendo los números verdes refuerza su estructura y política de negocio al tiempo que ha apuntado al potencial de los países emergentes, que ya suponen un 25% del total de ventas con un total de 447 tiendas, para consolidar su liderazgo a largo plazo. Sólo en China, LVHM ha abierto 21 locales desde 1192.