Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

YPF repartirá un dividendo de 575 millones entre 2008 y 2009

La compañía destinará un 90% de sus beneficios a retribuir al accionista

Repsol YPF y Petersen Energía, controlado por la familia Eskenazi, han acordado que YPF reparta un dividendo extraordinario de 850 millones de dólares (575 millones de euros) entre 2008 y 2009, y que la filial argentina destine un 90% de sus beneficios a retribuir al accionista.

Esta decisión forma parte de la información remitida por YPF al regulador del mercado estadounidense (SEC, Securities and Exchange Commission) acerca del acuerdo entre la petrolera española y el empresario Enrique Eskenazi para la venta de un 25% de la filial argentina.

"Repsol y Petersen Energía acuerdan que la política de dividendos del emisor consista en distribuir el 90% de los beneficios del emisor como dividendos", y que "se vote a favor de las resoluciones necesarias para distribuir un dividendo extraordinario de 850 millones de dólares, del que la mitad se pagará en 2008 y la otra mitad en 2009", establece el acuerdo.

En el mismo también figura el compromiso entre ambas partes para perseguir de forma "activa" la modificación del artículo 7 de los estatutos de YPF, de modo que se permita a un accionista superar el 15% de la sociedad sin necesidad de lanzar una oferta sobre el 100%, siempre y cuando no supere el 50%.

Compras "a precio de mercado"

La semana pasada, la petrolera presidida por Antonio Brufau cerró la venta a Eskenazi de un 14,9% de YPF por 2.235 millones de dólares (1.516,7 millones de euros al cambio actual), así como la concesión al empresario argentino de una opción de compra de cuatro años sobre otro 10,1%.

Por otra parte, Repsol y Eskenazi describen en la información remitida a la SEC el funcionamiento del nuevo consejo de administración de YPF y la estrategia de reestructuración de activos en Iberoamérica.

Sobre posibles adquisiciones en la región, las partes se comprometen a estudiar compras "a precio de mercado" que contribuyan a "ampliar y diversificar" el negocio de YPF, siempre y cuando la operación contribuya a elevar el beneficio y los dividendos de la filial.

"Líder continental"

YPF mantiene su "visión estratégica" de "líder continental", y no descarta desinversiones de activos no estratégicos en Iberoamérica. Los ingresos generados con estas ventas servirán para mejorar la eficiencia del plan inversor y reforzar los recursos de YPF sin reducir la retribución a los accionistas, indican las sociedades.

Por otro lado, el acuerdo entre las partes expirará, entre otros motivos, si la participación de Repsol en YPF se situara por debajo del 12,5% y si la de la familia Eskenazi lo hiciera por debajo del 10%.

Una vez finalizada la entrada de Eskenazi en el capital de YPF y tras la posterior oferta pública de venta de acciones (OPV) con la que Repsol quiere poner en manos de inversores argentinos otro 20%, la participación de la petrolera española se situará en torno al 55%.