Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Inspectores de Hacienda censuran la "carrera" de rebajas fiscales de PSOE y PP

Aseguran que es "una situación nunca vista hasta ahora" que provoca la percepción de que los impuestos "valen para poco"

Los Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) han mostrado hoy su desacuerdo con la "carrera" de rebajas fiscales, "nunca vista hasta ahora", emprendida por los dos principales partidos políticos (PSOE y PP) ante la celebración de las elecciones generales el próximo 9 de marzo, que provoca la percepción de que los impuestos "valen para poco".

En un comunicado, los inspectores han subrayado que estas anunciadas rebajas fiscales pueden hacer pensar a los ciudadanos que la recaudación de impuestos no es necesaria y justificar la decisión de aquellos que deciden defraudar.

Además, han señalado que los políticos parecen desconocer la complejidad de las normas fiscales y han añadido que la utilización de los impuestos para poder ganar votos no debería ser tan fácil.

Los Inspectores estudian la posibilidad de pedir a la Junta Electoral Central que dictamine "si las propuestas electorales de carácter fiscal cumplen con la legalidad electoral vigente"

Así, han incidido en que no es lo mismo prometer bajar un impuesto o establecer una nueva deducción, que establecer una deducción sobre un impuesto ya devengado.

Para los Inspectores, esta última posibilidad "sobrepasa con mucho lo admisible", ya que el contribuyente pensará que "para qué pagar este año, si es posible que me lo devuelvan después".

Asimismo, han destacado que aquellos que prometen bajar los impuestos "deberían detallar en cuánto van a bajar las pensiones y cuántos niños más va a haber en las escuelas en cada aula".

Por todo ello, han apuntado que estudian la posibilidad de pedir a la Junta Electoral Central que dictamine "si las propuestas electorales de carácter fiscal cumplen con la legalidad electoral vigente, o si sólo se trata de medidas electorales cuyo único objetivo es "comprar" votos, devaluando nuestro sistema fiscal y la confianza que los ciudadanos tienen en que sus impuestos sirvan para algo".