Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La confianza de las empresas se desploma

El Indicador de Confianza Empresarial, elaborado con la opinión de 5.100 compañías, marca 2,4 puntos negativos para el primer trimestre, frente a los 15,7 positivos que registró hace un año

La confianza de las empresas sobre la marcha de sus negocios registró en el primer trimestre un brusco deterioro de las expectativas debido la disminución de la cifra de negocio como consecuencia de la desaceleración de la demanda interna, según el Indicador de Confianza Empresarial (ICE) que elaboran las Cámaras de Comercio.

La tasa se situó en los 2,4 puntos negativos, cifra que contrasta con el dato registrado durante el mismo periodo de 2007 (15,7 puntos), lo que muestra que, para las más de 5.100 empresas encuestadas, la debilidad de la demanda se ha convertido en el factor que limita en mayor medida la actividad, en lugar del aumento de la competencia, que era el principal elemento hace un año.

En términos de empleo e inversión, los empresarios españoles anticipan crecimientos desacelerados respecto a 2007, pero aún elevados y superiores a los de la Unión Europea.

En concreto, las expectativas de cifra de negocio de las empresas empeoran en 5 puntos para el primer trimestre de 2008. No obstante, un 19,8% de las compañías encuestadas espera incrementar su facturación, un 47,7% cree que la mantendrá y un 32,8% prevé recortar el importe de sus ventas.

Las empresas grandes, peor

Por su parte, las expectativas sobre el empleo reducen su saldo en el primer trimestre de 2008 y se sitúa en 1,7 puntos, cifra en más de 10 puntos inferior a la registrada en la encuesta del mismo periodo de 2006. Así, el 94,3% de los empresarios espera incrementar o mantener sus plantillas durante el cuarto trimestre.

Todos los sectores registran un empeoramiento en sus expectativas, especialmente en cifra de negocio y de inversión, si bien la industria registra una mejora de casi 10 puntos en sus expectativas de exportaciones.

Por tamaños, cabe destacar que las grandes empresas de más de 250 empleados registran el mayor descenso en sus expectativas respecto al último trimestre de 2007, concretamente en más de 20 puntos.

El índice de las Cámaras muestra que la debilidad de la demanda se ha convertido en el principal factor que limita la marcha de los negocios de las empresas, especialmente en los sectores de construcción y hostelería.