El Gobierno rebaja al 3,1% su previsión de crecimiento para 2008

El Ejecutivo reduce dos décimas la estimación inicial ante las "incertedumbres" de los mercados y la moderación del consumo y la construcción.- Solbes destaca el aumento de la prosperidad de los ciudadanos en esta legislatura

El Gobierno ha revisado a la baja la previsión de crecimiento para la economía española en 2008, hasta el 3,1%, dos décimas menos que la estimación inicial que se recoge en los presupuestos aprobados ayer en el Congreso, y ha situado en el 3% el crecimiento previsto para 2009 y en el 3,2% el estimado para 2010, según el Programa de Estabilidad 2007-2010 remitido a la Comisión Europea. El departamento de Pedro Solbes, que mantiene en el 3,8% el crecimiento para este año, indica que esta revisión a la baja se debe a las "incertidumbres" actuales de los mercados financieros internacionales, que han afectado al clima económico general. Entre la composición del PIB, el consumo y la inversión en construcción residencial tiran a la baja del conjunto aunque el ministro ha destacado el perfil "más equilibrado" del modelo de crecimiento español.

Más información

Pese a estas "turbulencias", destaca que la economía española cuenta con unas bases "sólidas" para afrontar este periodo de incertidumbre internacional.

"La economía española mantiene así un crecimiento robusto por encima de las economías europeas, situándose el diferencial de crecimiento con la Unión Europea en 0,7 puntos porcentuales en 2008%, ha resaltado el Gobierno.

A hilo de esta solidez, Solbes ha destacado el "claro" éxito económico de esta legislatura y el aumento de la prosperidad de los ciudadanos.

Así, ha subrayado las cifras "históricamente altas" en empleo y en la tasa de ocupación y ha incidido en que la renta per cápìta ha pasado de 18.600 euros en 2003 a 23.500 euros en 2007, superándose la renta per cápita media de la UE-25 y siendo 2006 el segundo mejor año de convergencia en las tres ultimas legislaturas.

En este sentido, la revisión no afectará al crecimiento previsto para el empleo de cara al próximo año, que el Ministerio de Economía fija en el 2,2% (420.000 puestos de trabajo) frente al 3% de 2007, ni al superávit de las cuentas públicas, del 1,8% como consecuencia del superávit de ocho décimas de la Administración Central y de 1,1 puntos en la Seguridad Social.

En cambio, las comunidades autónomas tendrán un déficit de una décima y las corporaciones locales se mantendrán en equilibrio.

A más largo plazo, el Ejecutivo también ha mantenido el superávit previsto de las cuentas públicas en el 1,2% del PIB durante los tres próximos años (2008-2010), mientras que se crearán 1,2 millones de empleos en el mismo periodo y la tasa de paro se situará por debajo del 8% en 2010. Paralelamente, la productividad continuará mejorando, hasta alcanzar un crecimiento del 1,1% en 2010 (0,9% en 2008 y 1% en 2009).

Horizonte de "alto crecimiento"

De esta forma, el Gobierno prevé, para los próximos tres años, un horizonte de "alto crecimiento", en tasas alrededor del 3% hasta 2010, con un perfil "más equilibrado" entre la demanda nacional, algo más moderada, y un mejor comportamiento de la demanda externa.

En concreto, la demanda nacional se moderará hasta el 3,5% en 2008 desde el 4,6% de este año, mientras que la contribución negativa del sector exterior pasará de ocho a cuatro décimas en 2008 (-0,3% en 2009 y 2010), debido a que el crecimiento de las exportaciones se mantendrá en el entorno del 5,5% y el de las importaciones se moderará desde un 7,7% este año hasta en 5,5% en 2008.

Por su parte, el consumo moderará su crecimiento hasta el 2,8% en 2008 (3,2% en 2007), al igual que la inversión, que se situará en el 3,1% el próximo año -un nivel "razonable", según Solbes- por la desaceleración de la inversión en construcción residencial, a pesar de que se prevé que la inversión en bienes de equipo crezca por encima del 7%. Ambas variables mejorarán su comportamiento al final del periodo y registrarán crecimientos del 2,9% en el caso del consumo y del 3,7% en el de la inversión.

Reducción de la deuda

El departamento de Pedro Solbes ha indicado que el mantenimiento del superávit y la reducción de la deuda pública refuerzan la consolidación de las finanzas públicas ante retos futuros como el envejecimiento de la población, y preparan a la economía española para un crecimiento económico "más equilibrado y sostenible" en el tiempo, que permita seguir avanzando para mejorar el bienestar de los ciudadanos.

Al término de la reunión del Consejo de Ministros, que dio el visto bueno al Programa de Estabilidad 2007-2010, la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, ha indicado que las perspectivas económicas son "buenas" y que la economía española cuenta con bases "sólidas" para afrontar los retos del futuro.

Además, ha dicho que España tiene un "horizonte de alto crecimiento económico" para los próximos tres años, y ha añadido que se seguirán creando puestos de trabajo y que se mantendrá el superávit público y se reducirá la deuda.

Lo más visto en...

Top 50