Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Cómo sería el 'jefe ideal' de los españoles?

Un estudio asegura que el jefe perfecto de los españoles debería ser un líder cercano que fomente el trabajo en equipo y sea capaz de delegar

Para ser un buen jefe hace falta algo más que ser un trabajador brillante. Esa es la conclusión de un estudio de Cátenon Worldwide Executive Search, que revela cúales son las virtudes que más valoran los empleados españoles en un jefe: que sea un buen líder, que sea cercano, sepa comunicarse con sus subordinados y fomente el trabajo en equipo. El jefe ''ideal'' de los españoles debe tener además capacidad de delegar y ser honrado y humilde.

El estudio, realizado por una firma europea dedicada a la búsqueda global de profesionales, afirma que a la hora de buscar su jefe perfecto, los trabajadores sitúan en un segundo plano factores puramente profesionales, como sus conocimientos o su experiencia profesional. Lo que menos les importa a los trabajadores españoles es que su superior tenga sentido del humor, sea tolerante o muestre espíritu de sacrificio.

El 42% no está a gusto en el trabajo

Este estudio revela además que el 42% de los españoles no se siente cómodo en su puesto de trabajo y de ellos uno de cada cuatro está poco o nada satisfecho con su vida laboral. Por el contrario, el 49% de los españoles se siente satisfecho con su empleo y el 9%, muy satisfecho.

En cuanto a los factores concretos que influyen favorablemente en la valoración del trabajo, más de la mitad de los españoles entrevistados para el estudio se han mostrado especialmente satisfechos con el equipo humano, el prestigio, el funcionamiento de la empresa y con el desarrollo profesional.

Menos favorables son los resultados de la encuesta al preguntar por el sueldo y por la conciliación de la vida laboral y familiar. Casi la mitad de los españoles, en concreto el 46%, no está satisfecho con el salario que percibe por su trabajo, mientras que sólo el 43% ve satisfactorio su equilibrio entre carrera profesional y vida familiar.

El sueldo no lo es todo

El buen ambiente laboral, seguido de la responsabilidad y autonomía en el puesto de trabajo y del reconocimiento dentro de la empresa, son los factores más valorados por los españoles para permanecer en su empleo y no salir en búsqueda de uno nuevo. El cuarto motivo que alegan los españoles para ser fieles a su puesto de trabajo es el dinero, el hecho de sentirse bien pagados.

Ahora bien, en un cambio de trabajo el factor que más se valora es precisamente el aumento de sueldo, seguido de las posibilidades de promoción y desarrollo profesional, la responsabilidad y autonomía del puesto, el equipo humano y la flexibilidad en el horario.

El informe también pone de manifiesto que casi siete de cada diez trabajadores se iría a vivir fuera de España si se le plantease una oportunidad profesional interesante. No obstante, la inmensa mayoría exigiría para ello un importante aumento de sueldo y volvería en menos de tres años.