Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las bolsas europeas cierran una jornada de vértigo con fuertes pérdidas

El Ibex 35 se deja un 2,59% hasta los 14.453 puntos y se anota su quinta peor marca del año

El Ibex 35 ha dejado atrás una de las jornadas más duras del año con una caída del 2,5% que lo ha llevado hasta los 14.453 puntos y que deja un balance negativo semanal del 0,55% después de la volatilidad generada en los mercados por la crisis hipotecaria en EEUU. Las reacciones de los organismos reguladores como la Reserva Federal (Fed) y el Banco Central Europeo (BCE), que han acometido importantes inyecciones de líquidez, no han podido frenar las caídas de los mercados europeos que sufrieron su mayor caída diaria en más de cuatro años. El índice de la Bolsa de Francfort, el Dax, restó un 1,48% hasta los 7.343,26 puntos, el selectivo Ftse 100 de Londres se anotó una bajada de 3,49% llegando a los 6.052,90 puntos, y el Cac 40 galo cerró con un retroceso del 2,84% en los 5.465,31 puntos.

La bolsa española empezó la sesión en el nivel de 14.600 puntos, con una caída superior al 1,5%, determinada por la notable bajada del 2,8% de Wall Street en la víspera y del 2,4% de Tokio esta madrugada.

Las inyecciones de fondos decididas por los bancos centrales europeo y estadounidense y las declaraciones de las autoridades estadounidenses de que no había problemas de liquidez, junto a las dificultades de BNP para calcular el valor de algunos de sus fondos, despertaron el temor de los inversores en la víspera. Con estos antecedentes despertaba el mercado español, que intentaba recuperar el nivel de 14.700 puntos, pero que se lo impedían algunos datos macroeconómicos y noticias financieras. A mediodía, el BCE decidía introducir 61.000 millones en el sistema financiero, pero las bolsas no se recuperaban.

Antes de la apertura de Nueva York, la Reserva Federal volvía a inyectar liquidez y el organismo supervisor de valores (SEC) anunciaba que estaba investigando a varias firmas de inversión por si sus cuentas hubieran resultado afectadas por las hipotecas de alto riesgo. Aunque a la apertura las caídas fueron considerables en Nueva York, los posteriores anuncios de la FED tranquilizaron a los inversores y el mercado moderaba su caída a media sesión.

La banca sufre en Europa

En Europa, el sector bancario fue uno de los más afectados por las pérdidas en la sesión. Barclays cedió un 6,4%, ABN AMRO se dejó un 3,5% y Societe Generale perdió un 5%.

Volviendo a Madrid, todos los grandes valores acabaron con pérdidas: BBVA cedió el 3,79%; Banco Santander, entre rumores de que Barclays podría desistir de comprar ABN Amro, el 3,24%; Repsol, el 3,07%, después de que la Mutua Madrileña comprara el 1,4% de su capital; Telefónica, el 2,68 por ciento; Iberdrola, el 2,21 por ciento, y Endesa, el 0,56 por ciento.

Iberia comandó nuevamente las pérdidas del Ibex al bajar el 5,83%, al seguir afectada por las pérdidas en el sector, en tanto que Acciona cedió el 4,89%; Telecinco, el 4,17%, y Acerinox, el 4,16%. Con pérdidas comprendidas entre el 3 y el 4% acabaron siete compañías: BBVA (3,79%), Banesto (3,53), Bankinter (3,48), Banco Santander (3,24), Gas Natural (3,15), Repsol (3,07) y Abertis (3,04).

Sólo una compañía concluyó con ganancias, Enagás, cuyos títulos están considerados como deuda de gran solvencia y que subieron el 1,04%.

Vueling lideró las pérdidas del mercado continuo con una bajada del 11,06%, por la mala situación que atraviesan las aerolíneas, mientras que Funespaña comandó las ganancias con una subida del 3,85%.