Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El amor no está en el aire

Ryanair ha convocado en el centro de Madrid a parejas de enamorados para regalar 1000 billetes de avión y le han sobrado 400

La compañía aérea de bajo coste Ryanair ha querido celebrar San Valentín de una manera muy especial: regalando billetes a las parejas de enamorados que se pasaran por la madrileña plaza de Chueca vestidos con algo azul. Sin embargo, la iniciativa no ha tenido todo el éxito que los responsables de la aerolínea hubieran deseado: de los 1.000 bonos de avión gratuitos que preveían repartir, tan solo han conseguido regalar 600.

Desde las 12 de la mañana hasta las dos de la tarde, las parejas enamoradas que se han pasado por la plaza de Chueca con algo azul y un "mensaje de amor" han recibido un billete de avión para dos personas.

No es la primera vez que Ryanair lanza este tipo de promociones. En el pasado mes de septiembre, la aerolínea prometió bonos de avión a todos los que llevaran en Barcelona una pancarta contra Iberia y tuvo que hacer frente a cientos de reclamaciones porque la "avalancha" le impidió cumplirlo. Sin embargo, hoy el éxito no ha sido tal.

Promociones peculiares

La previsión inicial de la empresa escocesa de bajo coste era distribuir en dos horas 500 bonos, cada uno con dos billetes. Al cumplirse el plazo, le habían quedado "en cartera" 200 bonos, es decir 400 billetes, por entregar y eso que han sido "muy generosos" y han tenido "mucha manga ancha" con quienes se acercaban para hacerse con algún viaje.

Todo lo contrario a lo que sucedió el año pasado, cuando los Mossos d'Esquadra tuvieron que "rescatar" en la plaza de Catalunya a la empleada de Ryanair que estaba intentando entregar los billetes a los que llevaban una pancarta ponderando las virtudes de la compañía escocesa frente a Iberia. Entonces, la empresa no pudo hacer frente a la avalancha y la Agencia Catalana de Consumo (ACC) le abrió un expediente informativo tras recibir 150 denuncias.

En esta ocasión, explicó el mismo portavoz de Ryanair, habían "dejado claro" en la nota de prensa a los medios de comunicación, enviada antes de ayer por la noche, que "las plazas eran limitadas" y el argumento de convocatoria "era diferente, era amable y altruista".

"Repetiremos estas convocatorias"

"Estamos muy contentos con lo que ha sucedido hoy y repetiremos estas convocatorias", aseguró el portavoz, que especificó que en esta ocasión los destinos eran seis, todos europeos, y que los afortunados tendrán que pagar las tasas aeroportuarias, "que en el peor de los casos no superan los 42 euros".

"Ha sido muy divertido porque hemos tenido desde una madre que ha ido con su hija y que como "se querían mucho", se han llevado dos bonos, a una pareja que se casaba el sábado y que no tenía aún viaje de novios. Se irán a Suecia encantados", aseguró.

Españoles, extranjeros, parados, mayores de edad, y jóvenes, fueron los que más acudieron al reclamo, y aunque el destino más solicitado era París, no estaba incluido entre los seis países ofertados. Alex García, de 26 años, y que trabaja como teleoperador, fue uno de los afortunados, a pesar de que llegó cuando los promotores de la iniciativa ya se estaban marchando. Obtuvo pasajes para viajar al Algarve (Portugal), con su novia, que fue quien le avisó al enterarse por una amiga.

Vuelos desde 19 aeropuertos españoles

Ryanair tiene en España una de sus principales bases de operaciones. Vuela desde 19 aeropuertos españoles (Almería, Allicante, Fuerteventura, Girona, Granada, Jerez, Madrid, Málaga, Murcia, Palma de Mallorca, Reus, Santander, Santiago de Compostela, Sevilla, Tenerife, Valencia, Valladolid, Vitoria y Zaragoza) con 119 rutas internacionales en toda Europa y espera contar con 9 millones de viajeros españoles al año a partir de marzo 2007.

Desde Madrid, Ryanair vuela a 15 destinos europeos y tendrá en 2007 más de un millón de pasajeros madrileños. La base de Madrid, operativa desde noviembre de 2006, permitirá generar más de mil empleos directos e indirectos y más de 1.000 millones de euros en la región.