Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La tarifa eléctrica sufrirá en 2007 la mayor subida en 20 años

La mayoría de los consumidores particulares tendrán que soportar una subida media del 6% dividida en dos fases

La tarifa eléctrica para el conjunto de clientes (domésticos e industriales) subirá una medida de un 10% en 2007, el mayor incremento de los últimos 20 años, según han informado fuentes conocedoras del Real Decreto que aprobará el Gobierno en el último Consejo de Ministros del año.

La nueva subida del recibo de la luz, que persigue acabar con el déficit tarifario y concienciar a los consumidores de los precios de la energía, se aplicará en dos tramos: una subida del 6% en enero y la otra del 4% en julio, aunque las tarifas serán revisadas trimestralmente y se realizarán ajusten si los precios de las materias primas fluctúan de forma significativa.

La mayoría de los consumidores particulares, unos 20 millones, que están acogidos a la tarifa 2.0 -va desde los 775 vatios hasta los 15 kilovatios (KW) de potencia contratada-, tendrán que soportar una subida media del 6% de la tarifa eléctrica en 2007, también en dos fases.

La tarifa 2.0 o doméstica contempla una horquilla muy amplia de consumidores, por lo que el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio estratificará perfiles de usuarios dentro de esta tarifa, que pagarán en función de la capacidad contratada.

El Departamento que dirige Joan Clos entiende que los consumidores con menor capacidad contratada son lo que tienen menos recursos disponibles tienen, aunque el secretario de Energía, Ignasi Nieto, ha reconocido que no es un criterio muy objetivo. En concreto, para los consumidores acogidos a la tarifa 1.0 -tarifa social-, que se aplica para una capacidad contratada menor de 775 vatios (tan sólo unos 135.000 consumidores), el precio de la luz subirá en la medida en que lo haga el IPC.

Las grandes empresas, las más castigadas

No obstante, los consumidores más castigados por esta fuerte subida de la tarifa de 2007 serán las grandes empresas industriales, que absorben el 65% del consumo de energía, que hasta el momento están sujetos a una tarifa subvencionada por el Ejecutivo. En concreto, los consumidores industriales tendrán que soportar una subida del precio de la luz del 15% en su tarifa actual.

Las eléctricas y el propio Gobierno han reconocido que la luz tendría que subir un 30% para que la tarifa recogiera el precio real de los costes, aunque ya se ha desechado esta posibilidad por el perjuicio social que podría generar.

Por ello, el Ejecutivo apuesta por un acercamiento del recibo de la luz a los costes reales de la energía, y el diferencial será sufragado con la puesta en marcha de un nuevo sistema que permtirá determinar un déficit ''ex ante'', que se recuperará en un periodo más corto de tiempo que con el actual sistema, como es el caso de déficit registrado en 2005, que ascendió a 3.810,5 millones de euros y que se recuperará en 14 años.

Objetivo: corregir el déficit tarifario

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Joan Clos, aseguró el pasado jueves que el conjunto de modificaciones que se introducirán en el sector eléctrico corregirán el actual déficit tarifario en que incurren las eléctricas en un periodo de 3 ó 4 años.

El Gobierno consolida de esta manera la tendencia alcista con la tarifa eléctrica, ya que en el presente año se aplicó una subida del 4,48% en enero y de un 1,38% en el mes de julio, lo que ha despertado los temores de las asociaciones de los consumidores, al entender que una nueva subida de la luz por encima de la inflación "ahogará" a las familias.