Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Repsol dice que entregó toda la documentación a la fiscalía boliviana antes de los registros

La petrolera acusa al Ejecutivo de Morales de actuar con "ánimo persecutorio"

Repsol YPF ha lanzado hoy un comunicado en el que la petrolera asegura que cumplió con la legislación boliviana en su contrato de venta de gas a la brasileña Petrobras, detonante de la actual crisis que enfrenta a la empresa hispano-argentina con el Gobierno de Evo Morales.

La compañía presidida por Antonio Brufau sostiene que "en todo momento ha colaborado con los requerimientos de la fiscalía" boliviana y que ha entregado toda la documentación que los fiscales solicitaron, antes del registro de sus oficinas y la detención de uno de sus empleados, hechos que tuvieron lugar el pasado viernes. Así, la petrolera insiste en que no existe justificación para la acción judicial que se está llevando en su contra por parte del Gobierno boliviano.

Tras el fuego cruzado de amenzas que tanto el Ejecutivo de Morales como la dirección de Repsol YPF han hecho públicas estos días de llevar ante los tribunales internacionales la situación de la compañía en el país andino, la petrolera, a través de una nota publicada en varios diarios de la ciudad boliviana de Santa Cruz, recuerda que el día 22 recibió cuatro requerimientos de la fiscalía de "diversa documentación que cubría un amplio período de tiempo, desde el año 2001 hasta la fecha, para ser entregada en un plazo de apenas unas horas"."A pesar de lo voluminoso de la información requerida y del plazo tan exiguo como perentorio, la empresa cumplió y entregó la documentación el día 24 y el día 25 por la mañana", agrega el documento de la compañía.

"Ánimo persecutorio"

Por este motivo Repsol sostiene que "no tuvo justificación alguna la ejecución, horas después, de un operativo que, por sus características, terminó por confirmar la falta de garantías y el ánimo persecutorio que parece impulsar las acciones encaradas por los fiscales contra Andina" (su filial boliviana).El comunicado concluye que "Repsol YPF quiere dejar claro que actúa dentro del marco de la ley y que confía en poder seguir invirtiendo en el país y contribuir, de esa manera, al desar rollo de la sociedad boliviana".

En el documento publicado en Santa Cruz, la petrolera ratifica el contenido del comunicado difundido el domingo en Madrid, y que fue causa de que ayer el viceministro de Hidrocarburos del país andino, Julio Gómez, amenazara a la petrolera española con llevarla a los tribunales internacionales por "saquear" los recursos naturales del país suramericano.

La firma también indica en la declaración publicada en Madrid que las "reiteradas e injustificadas actuaciones (de las autoridades bolivianas) obligan a Repsol YPF a plantearse ejercitar acciones legales ante todos los foros de justicia independiente, nacionales e internacionales, en la defensa de sus derechos y los de sus empleados".