Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aumenta el riesgo de correcciones bruscas en el mercado inmobiliario por los altos precios

La probabilidad de que se produzca un aterrizaje brusco de los precios en el medio plazo, según el estudio de BBVA, es del 10%.

El Servicio de Estudios Económicos de BBVA ha advertido hoy, mediante un estudio, de que el "retraso del ajuste inmobiliario" que se ha producido en los últimos meses transmite un mayor riesgo de que se produzca una corrección de precios y actividad en el sector "más intensa en el futuro". Asimismo, el informe calcula que la probabilidad de que se produzca un aterrizaje brusco de los precios de la vivienda en el medio plazo es del 10%.

A pesar de todo, el último número de la publicación "Situación Inmobiliaria" del Servicio de Estudios Económicos de BBVA, presentado hoy, señala que la evolución de los precios en el primer trimestre de 2006 "ha sorprendido al alza", con aumentos "por encima de los esperados" en la mayor parte del país.

A pesar de que los precios de los inmuebles siguen subiendo -un 12% interanual el pasado marzo, según el Ministerio de la Vivienda-, el informe apunta que este dato representa un freno en la tendencia de desaceleración del precio de la vivienda. La tasa de crecimiento es "excesiva para el momento cíclico del sector", ha declarado el director del Servicio de Estudios Económicos de la entidad, José Luis Escrivá.

Según Escrivá, hasta ahora se podía observar en el mercado una tendencia "hacia el enfriamiento que infundía tranquilidad", pero tras los últimos datos ya no se puede descartar que se pueda producir un ajuste brusco en el medio plazo, tanto en el precio de la vivienda como en la actividad del sector inmobiliario. El propio BBVA ha revisado su previsión para la evolución de los precios durante este año y el siguiente, y aunque todavía espera una desaceleración respecto al ritmo de ejercicios anteriores, considera que el freno al encarecimiento será menor por ahora, lo que eleva el riesgo de que se produzca una corrección más brusca en el futuro.

De momento, el precio de las viviendas sigue subiendo

Así, la entidad financiera espera que el precio de la vivienda aumente este año el 8% frente al anterior pronóstico, que cifraba el avance entre el 4 y el 6%, en tanto que la previsión para el año que viene pasa del 2 al 4,5%.

Ante el repunte de los precios en algunas regiones, especialmente en Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana, Escrivá reconoció que "empezamos a dar alguna probabilidad a un escenario alternativo en el que habría ajuste más brusco", con efectos "menos benignos para la economía". No obstante, el experto subrayó que "mantenemos que el escenario más probable es el ajuste gradual del mercado" a pesar de que los últimos datos publicados en torno a este tema generan "preocupación" e "incertidumbre" sobre la evolución futura del mercado.

El informe del BBVA incluye un ejercicio estadístico por el que la probabilidad de que se pueda producir un descenso real en el precio de la vivienda en el medio plazo (año y medio) es en estos momentos del 10%. Esta probabilidad aumentaría al 40% en caso de que se registrara un encarecimiento del la vivienda del 20% en 2006, es decir, siete puntos superior a la actual tasa, algo que la entidad descarta por ahora.

El estudio también destaca el "empeoramiento" de los índices de acceso de los ciudadanos a la vivienda, "el más intenso en los últimos 11 años". En estos momentos, un hogar con ingresos medios requiere el equivalente a los ingresos brutos de 5,6 años para la adquisición de la vivienda, respecto a los 5,2 años de 2005.