Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FMI aumenta una décima la previsión de crecimiento de España en 2005 al 2,8%

El organismo prevé que el avance de la economía mundial se frene y se sitúe en el 4,3%

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha aumentado hasta el 2,8% su previsión de crecimiento de la economía española en 2005, una décima más que lo estimado en el informe sobre España de febrero, y espera que la economía española crezca un 3% en 2006, según los datos publicados hoy en su Previsión Económica Mundial. En cuanto al crecimiento mundial, reducirá su ritmo y se situará en el 4,3%. El organismo alerta de que podría empeorar por el alza en el precio del petróleo, el déficit comercial de EE UU y la subida de los tipos de interés.

Además, la institución espera que la inflación en España se mantenga en el 3,1% en 2005, el mismo nivel que en el año pasado, y que en 2006 caiga cuatro décimas, hasta el 2,7%. Según las previsiones del organismo dirigido por Rodrigo Rato, el desempleo se reducirá cinco décimas en 2005, hasta el 10,3%, y caerá cuatro décimas más en 2006, hasta el 9,9%.

El informe del FMI no aporta datos más específicos sobre la economía española, pero apunta diversos riesgos para los países de Europa Occidental en los próximos dos años. En concreto, la institución considera que la recuperación de la economía europea continúa estando vinculada al crecimiento mundial, en especial en Alemania, por lo que los desequilibrios mundiales podrían resultar en ciertas presiones sobre el euro, el sector de las nuevas tecnologías y las exportaciones. Hoy mismo, el Bundesbank alemán ha reiterado sus pronósticos de crecimiento económico del 1% para Alemania en 2005.

Asimismo, el Fondo indica que existen otros elementos de riesgo que pueden afectar al consumo doméstico, como "los elevados y volátiles precios del petróleo", la "caída de la confianza empresarial" o el aumento del ahorro de los hogares debido a las incertidumbres del futuro. Entre estas incertidumbres, el FMI destaca en concreto una eventual caída en los precios de la vivienda, en especial en Irlanda y España, que junto a los problemas derivados de la seguridad de las pensiones y de las reformas de la seguridad social.

EE UU y América Latina

En cuanto a las perspectivas económicas de Estados Unidos para el 2005, el organismo las califica de sólidas con la política de tasas de interés en curso para ayudar a impulsar la expansión a un ritmo más acelerado que en otras regiones industriales. En este sentido espera que la economía de Estados Unidos crezca 3,6% este año, un ligero aumento desde la proyección de 3,5% que hizo en septiembre del año pasado. La economía estadounidense creció 4,4% en el 2004. Asimismo, el FMI pronostica un crecimiento económico de 3,6% Unidos en el 2006.

Respecto a América Latina, el organismo mejora sus expectativas de crecimiento económico al asegura que la fuerte demanda local y la inversión empresarial han puesto a la región en una senda de crecimiento más fuerte de lo previsto en el 2005.

Anticipa que el producto interno bruto de América Latina crecerá un 4,1% este año, desde una proyección de un 3,6% que había hecho en septiembre. La economía de la región creció un 5,7% en el 2004. El organismo crediticio dijo que aunque las condiciones externas fueron el motor de las etapas iniciales de la recuperación económica de América Latina, "ahora es la demanda doméstica la que está liderando la expansión, y el consumo privado y la inversión empresarial están creciendo enérgicamente".

Argentina, Venezuela y Uruguay han salido de profundas recesiones y han contribuido a mejorar el panorama de la región, dijo el FMI. Entretanto, los exportadores de petróleo de la región, Ecuador y México, han registrado fuertes ingresos por los altos precios del petróleo, agregó el organismo.