Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gas Natural recurre la concesión de centrales eléctricas en Portugal

La decisión del gobierno luso dejó fuera a la española de una oleada de concesiones en las que Endesa, Iberdrola y EDP sí recibieron licencias

Gas Natural ha recurrido la concesión de licencias para construir centrales eléctricas que efectuó el anterior Gobierno portugués, y de la que se quedó fuera. Esta decisión la aparta de un plan que prevé la puesta en marcha más de 2.500 megavatios de potencia en los próximos años.

Diario de Noticias, que cita a una fuente ligada al proceso, destaca que la empresa que preside Iñigo de Oriol pide una concesión que le permita construir una central de 850 megavatios.

El periódico luso informa en su edición de hoy que Iberdrola, que sí consiguió una licencia para la construcción una central de 457 megavatios en la localidad de Figueira da Foz, con una potencia de 457 megavatios, también ha recurrido la decisión.

Otra de las empresas españolas beneficiadas por el concurso, celebrado el pasado febrero, fue Endesa, que tiene licencia para construir una central de 860 megavatios en Sines, a unos 160 kilómetros al sur de Lisboa.

Dos centrales para EDP

La mejor parada en el concurso fue la empresa lusa Energías de Portugal (EDP), que es además la accionista mayoritaria de la española Hidrocantábrico. EDP obtuvo licencia para poner en marcha dos centros, en Sines y Figueira da Foz, con 430 megavatios cada uno, mientras que Tejo Energía podrá construir una central de 940 megavatios.

El presidente de Iberdrola Portugal, Joaquim Pina Moura, ha señalado hoy que si la empresa se desprende de su posición en EDP y en Red Eléctrica de España (REE) se debe a cuestiones contables y no porque hay alterado su posición estratégica. Pina Moura ha explicado que debido a la adecuación de las cuentas de Iberdrola a las nuevas normas internacionales de contabilidad (NIC) la participación del 5,7% en EDP y la del 3% en REE han pasado a ser valoradas como "inversiones disponibles para la venta", por lo que pasan a ser cuantificadas al valor de cotización del mercado al cierre del ejercicio de 2004.

"Se trata de una alteración de las reglas de contabilidad, porque en lo que respecta a las de estrategia de Iberdrola sobre su posición en EDP no hay ninguna alteración. Es una participación que está en el congelador, por lo que esperamos con tranquilidad", afirmó el presidente de la filial portuguesa y ex ministro de Economía.