Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El número de hipotecas creció un 19,6% en los ocho primeros meses

El total de los nuevos créditos hipotecarios asciende a más de 117.259.- El importe medio fue de 124.000 euros, un 39,7% más que en agosto de 2003

El constante ascenso de los precios de la vivienda sigue sin hacer mella en la compra de inmuebles en España. Según los datos dados a conocer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en julio fueron 117.259 las nuevas hipotecas que se constituyeron, un 27% más que en agosto de 2003, y un 19,6% más entre enero y agosto, respecto al mismo periodo de 2003.

Mucho mayor que el crecimiento del número de hipotecas es el del importe de éstas, principalmente a causa de los altos precios de la vivienda: el total de las constituidas en creció un 39,7% en tasa interanual, mientras que el importe medio se sitúa en 124.284 euros, un 10% más que en agosto de 2003, y un 2,3% superior al de julio de 2004.

Por clase de fincas, el 97% de los inmuebles hipotecados eran urbanas, y el resto a fincas rústicas, y dentro de las primeras, el 73,5% son viviendas. Respecto a las entidades financieras concedentes del crédito, son las Cajas de Ahorro las que mayor peso tienen en el número de préstamos, acaparando el 49% de inmuebles urbanos, frente al 42% que corresponde a los Bancos.

Caruana pide prudencia en la concesión de créditos

El gobernador del Banco de España, Jaime Caruana, ha pedido hoy de nuevo prudencia en la concesión de hipotecas, y ha reclamado a las entidades que informen a sus clientes de cuánto tendrán que pagar de cuota mensual en caso de que suban los tipos de interés, y antes de concederle una hipoteca, determinen qué capacidad de pago tendrá el cliente en caso de que suban los tipos de interés.

De esta manera, según Caruana, los clientes podrán decidir con mayor certeza hasta qué cantidad pueden endeudarse, y al tiempo la entidad podrá estar más segura de que el crédito será devuelto.

Se mantiene la demanda de vivienda

La demanda de viviendas se mantendrá en torno a las 500.000 anuales durante los próximos tres años, para descender a una media de 430.000 entre el 2009 y el 2013, según cálculos de Analistas Financieros Internacionales (AFI). De acuerdo con estos datos, facilitados en el XXIII Coloquio Nacional de la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE), hasta el 2008 incluido, unas 239.950 viviendas serán demandadas para ser utilizadas como lugar de residencial. De esa cantidad, 200.590 viviendas serán requeridas como causa de la evolución natural de la población y el resto, unas 39.360, serán demandadas por personas procedentes de otros países que pretenden establecerse en España, lo que supone cerca del 8 por ciento de la demanda total. Además, unas 255.270 viviendas serán solicitadas como "viviendas no principales" -en las que no se van a crear hogares-, de las que unas 72.810 serán requeridas por españoles y 89.420 por extranjeros, en ambos casos para ser utilizadas como "viviendas secundarias". El resto, unas 93.000, serán requeridas para otros usos diferentes de los mencionados, según AFI, que augura que la demanda nacional de segunda residencia "entrará en un proceso de normalización tras un período de marcado dinamismo" en los últimos años. Respecto a la evolución posible de los tipos de interés, AFI cree que subirán, pero de forma "moderada", lo que, "junto a un escenario de crecimiento y estabilidad económica favorece un escenario sin fuertes presiones sobre la accesibilidad a una nueva vivienda de las familias".

Más información