Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Nobel de Economía premia al estadounidense Prescott y al noruego Kydland

La incidencia de la política económica no es tan relevante para los ciclos empresariales, según sus teorías

El noruego Finn E. Kydland y el estadounidense Edward C. Prescott han sido hoy galardonados con el Premio Nobel de Economía 2004 "por sus contribuciones a la macroeconómica dinámica, la consistencia temporal de las políticas económicas y las fuerzas que rigen los ciclos económicos".

Como en años anteriores, el Nobel de Economía ha recaído en científicos que se han dedicado a plasmar en sus teorías comportamientos de la realidad económica. En este caso, Kydland y Prescott han trabajado sobre la explicación de cómo factores tales como los cambios en la política económica y la tecnología determinan los ciclos empresariales. Los estudios de Kydland y Prescott han sido "fundamentales tanto para la comprensión de los fluctuaciones cíclicas como para su consecuente plasmación en las políticas económicas", apunta la argumentación de la Academia. Su contribución a las teorías cíclicas de fluctuaciones económicas se considera "de gran relevancia" tanto para los análisis macroeconómicos, como para las políticas fiscales de numerosos países.

Prescott, profesor de la Universidad de Arizona y asesor senior del Banco de la Reserva Federal de Minneapolis, argumenta que los ciclos empresariales no responden a los cambios en las tasas de interés o en las políticas, sino a las transformaciones tecnológicas, una teoría a la que todavía algunos se oponen. El noruego Kydland, de sesenta años, es catedrático de la Carnegie Mellon University de California, en Santa Barbara.

La concesión del Nobel de Economía cierra la ronda de los prestigiosos premios, tras los otorgados en las categorías de Medicina, Física, Química, Literatura y de la Paz, y está dotado con 1,3 millones de dólares. Este es el único que no fue establecido en su testamento por el sueco Alfred Nobel, sino que fue creado por separado por el banco central sueco en 1968.