Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La presión de las compañías de bajo coste reduce un 4% las tarifas aéreas en el primer trimestre

Un estudio de American Express subraya que desde 2001 han nacido más de 40 nuevas aérolíneas de bajo coste

Los viajeros de la clase turista se han beneficiado de la presión ejercida por las aerolíneas de bajo coste en el mercado, ya que las tarifas de este tipo de billetes se han abaratado un 4% en el primer trimestre del presente año, respecto al mismo periodo de 2003, según un informe de la división de viajes de American Express.

El estudio recuerda que durante el pasado ejercicio la industria aérea "sufrió un vuelco" provocado por el establecimiento de las líneas de bajo coste, ya que se produjo un aumento de la competencia en el mercado de la aviación, factor que redujo los beneficios de las grandes compañías "pese al favorable entorno económico".

En este sentido, los datos de American Express revelan que el sector de las bajo coste ha crecido rápidamente, creándose más de 40 nuevas compañías desde 2001, lo que, junto a las "agresivas" incorporaciones en la bolsa de nuevos inversores, "ha ayudado a que los precios se mantengan estables".

Además, estas líneas aéreas de bajos precios están impactando de igual manera, tanto en la clase preferente como en la turista. Pese a que se está produciendo una mejora sustancial en el entorno económico, las tarifas en business sólo han aumentado ligeramente respecto al año pasado.

Según el informe estos precios no están creciendo por un cambio en los comportamientos de los viajeros de negocios, que están optando por viajar en clase turista incitados por los ahorros que se obtienen viajando con tarifas reducidas.

Asimismo, en el primer trimestre del presente año el negocio del sector de las compañías de bajo coste continúa creciendo en cuanto a volumen, se empieza a observar una bajada en el margen de beneficio de las líneas aéreas, que "podría reflejarse en una variación en su estrategia de precios", según el estudio.

Europa y España

A nivel europeo, los pasajeros de Primera Clase pagaron ligeramente más que el año pasado (un 1.2%). No obstante, las tarifas con restricciones descendieron respecto al primer trimestre del 2003, con una bajada del 8%, como consecuencia de la bajada del 14 % en las tarifas a destinos de Europa Occidental.

En España, las tarifas aéreas fueron, en general, menores que las registradas en el primer trimestre del año anterior. No obstante, si nos centramos en los pasajeros de clase preferente, éstos han soportado un incremento de las tarifas del 9,1%.

Sin embargo, las tarifas para viajar a Europa del Este siguen sin recuperarse, y experimentaron una caída del 12,8 %, de la que aún no se ha recuperado.

Por su parte, las tarifas económicas se han mantenido en la tendencia de crecimiento habitual del primer trimestre, aumentando en un 12,5%. Es especialmente destacable el aumento de las tarifas a Norteamérica, en un 59,5%, con respecto al mismo periodo de 2003.

Finalmente, las tarifas vacacionales cayeron un 5,4%, viéndose la misma tendencia en el resto de Europa. "Las compañías de bajo coste están influyendo en la industria aérea, provocando una bajada en las tarifas económicas. Dichas líneas aéreas han conseguido una visión renovada al mercado, que intenta ajustarse a las nuevas necesidades de los viajeros", concluye el estudio.