Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero asume la reforma del azúcar como un "problema de Estado"

Tras reunirse con las asociaciones de agricultores, el presidente del Gobierno asegura que pondrá todo su "empeño" en la negociación en Bruselas

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha comprometido a asumir la reforma del sector de la remolacha como "un problema de Estado" y ha asegurado que pondrá todo su "empeño" en la negociación en Bruselas del futuro del azúcar, que se aventura "difícil".

Así lo ha anunciado hoy en rueda de prensa en León después de reunirse con representantes de Asaja, COAG y UGAL-UPA, a quienes ha anunciado que en las sesiones de trabajo futuras que mantenga con los dirigentes de Alemania y Francia, dos países decisivos en esta reforma, incluirá "en su agenda" las pretensiones españolas sobre el sector del azúcar.

Esta es una muestra de que "la vuelta al diálogo y el buen entendimiento y cooperación con la inmensa mayoría de los países europeos, entre ellos Francia y Alemania, es un buen objetivo para los intereses de España", ha dicho.

Después de la reunión que mantuvieron las organizaciones profesionales agrarias con la ministra de Agricultura, Elena Espinosa, a la que se incorporó en la recta final Zapatero, el secretario general de la Unión de Ganaderos y Agricultores de León (UGAL-UPA), Matías Llorente, ha considerado "positiva" la reunión, porque se hará "un frente común con el Ministerio de Agricultura para empezar a elaborar la propuesta definitiva" sobre la reforma de este sector.

Para Llorente, la "filosofía" de la reforma del sector debe cambiar y pasar de "amortizar este cultivo, a intentar que éste continúe y sea la alternativa en los nuevos regadíos y también en los tradicionales".

Por su parte, el presidente nacional de Asaja, Pedro Barato, ha pedido a Zapatero que "tome las riendas" de la negociación y que pida a "Francia y Alemania que nos echen una mano", porque "son los que tienen la llave para sacar la reforma beneficiosa o perjudicial para España".