Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los bancos coordinadores ejercitan la opción de compra por el 4,51% de Telecinco

Los títulos de la cadena han sufrido hoy su primer 'tropezón' bursátil, tras acumular un 25% en tres sesiones

Los bancos coordinadores de la Oferta Pública de Venta (OPV) sobre el 35% del capital de Telecinco han ejercitado en su totalidad la opción de compra ('green shoe') sobre 11.127.837 acciones de la cadena de televisión, equivalentes al 4,51% del capital.

Este paquete accionarial, informó hoy Telecinco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ejercitado por Santander Central Hispano Investment, Morgan Stanley, JP Morgan y Dresdner Bank, corresponde a la opción de compra que Dresdner concedió a estas entidades en los contratos de aseguramiento de los tramos institucionales, a un precio de 10,15 euros por acción.

Una vez ejercitado el 'green shoe', que se otorga para atender libremente los excesos de demanda que se puedan producir en los tramos institucionales de la OPV, los bancos han colocado el 34,6% del capital de Telecinco, el máximo previsto en el folleto de salida a Bolsa. El interés de los inversores ha precipitado la compra del paquete reservado, ya que las entidades tenían de plazo un mes para ejercitarlo de forma total o parcial, en una o más veces.

Primer tropezón en bolsa

Al cuarto día, las acciones de Telecinco se han apeado del tren alcista que las había revalorizado un 24,63%, mientras los expertos repiten que aún tiene recorrido.

Hoy, han registraron su primera caída, del 2,61%, desde que se estrenaran en el parqué el jueves pasado.

La cadena de televisión se ha convertido en la cuarta empresa por pérdidas de la bolsa española y cerrado a un precio de 12,32 euros, 33 céntimos más barata que ayer, en una jornada en la que llegó a marcar otro máximo, a 12,73 euros. También ha sido la séptima empresa por efectivo negociado, después de que los inversores movieran 4,72 millones de sus acciones, equivalentes a 59 millones de euros.

Los expertos consultados han vinculado el tropezón a las pérdidas generalizadas en Europa, que han restado al Ibex siete décimas, así como a la conveniencia de recoger beneficios.