Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:'IN MEMORIAM'

Ramón Rato, un hombre de radio

Se nos ha ido Ramón Rato, a los 72 años, de manera fulminante cuando ya tenía superada una enfermedad anterior y todos sus amigos respirábamos tranquilos viendo ya al Ramón de siempre; cumpliendo escrupulosamente las prescripciones facultativas, parecía que todo quedaba definitivamente atrás... Por ello el golpe de su inesperada desaparición ha sido aún más cruel si cabe, cogiéndonos a todos dolorosamente desprevenidos.

Ramón tenía muchos amigos, era el cercano Monchi Rato para bastantes periodistas a los que trataba con esa mezcla de afectuosa naturalidad y sentido del humor que le hacía ganarse el cariño de los que le trataban. Los largos años de gestor de la cadena de emisoras Rato -que empezó su padre Ramón en los cincuenta y llegó a sumar más de setenta emisoras en los noventa-, y su afición al mundo de la comunicación le hacía un interlocutor privilegiado para los profesionales de la información.

Yo, en particular, le estaré eternamente agradecido, pues fue Ramón, presidente entonces de la Asociación Española que agrupa a las radios privadas, quien me propuso como director de la asociación, dándome la oportunidad de trabajar en pro de los criterios e intereses comunes de un sector apasionante como la radio, que a él también entusiasmaba. Incluso cuando abandonó el sector, cuando la familia Rato decidió vender la mayor parte de la emisora, continuaba siguiendo con gran interés la marcha del sector y me convocaba a periódicos almuerzos para comentar cómo iban las cosas.

De sus muchos años como directivo de la asociación de las radios deseo ahora destacar su decisión, entre los años 1986 y 1988, de regularizar las relaciones con los autores, artistas, intérpretes y casas discográficas, hasta entonces una jungla de derechos de difícil comprensión y cumplimiento por parte de las emisoras, impulsando la negociación de unas tarifas que hicieran posible tanto el imprescindible uso de la música por las emisoras como la satisfacción de los derechos de autor y el cumplimiento de nuestra legislación de propiedad intelectual. Fruto de este impulso bajo la presidencia de Ramón, la SGAE concedió años más tarde a la radio su reconocimiento como la asociación que cumplía ejemplarmente sus compromisos con los autores.

Hoy, que Ramón se nos ha ido, quiero tanto desde el punto de vista personal como en nombre de las emisoras de radio agradecer a la familia Rato, en recuerdo de sus padres don Ramón Rato y Aurora Figaredo, que iniciaron la vinculación de la familia con la radio; a sus hermanos María Ángeles, José de la Rosa y Rodrigo; a su mujer, Felicidad Salazar-Simpson, y sus hijos la aportación que Ramón y su familia han hecho al desarrollo de la radio en España y transmitirles la impresionada tristeza que hoy todos sentimos...

Alfonso Ruiz de Assin es secretario general de la Asociación Española de Radio Comercial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de enero de 2012