Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Cámara de Cuentas recurrirá a auditorías privadas en su labor

Las empresas fiscalizarán a los Ayuntamientos en 2012

La Cámara de Cuentas de Andalucía prevé incorporar a empresas auditoras privadas en el próximo plan de fiscalización para ayudar en las tareas de trabajo de campo, según ha indicado a Europa Press el presidente del órgano fiscalizador autonómico, Antonio López. Esta colaboración, que busca "acortar los tiempos de trabajo y encontrar más eficiencia en el desempeño de las tareas", se iniciará de manera piloto en el análisis de los Ayuntamientos, afirmó López.

La incorporación de las empresas privadas de auditoría a las tareas de la Cámara de Cuentas se reflejará en el plan estratégico del organismo, que concluirá a principios de este año, y en el plan de actuación para el conjunto de 2012, aunque dependerá de la distribución presupuestaria del propio ente fiscalizador.

El presidente del organismo defiende examinar cada año a los municipios

López indicó que "aunque los modelos de funcionamiento de las empresas auditoras públicas y privadas no son extrapolables, hay muchas cosas de la empresa privada que se pueden tomar, especialmente para acortar los tiempos de trabajo y para encontrar más eficiencia en el desempeño del trabajo". No es la primera vez que cámaras de cuentas autonómicas recurren al auxilio de auditoras privadas para agilizar su trabajo. En la comunidad foral de Navarra, la Cámara de Cuentas ya ha desarrollado esta experiencia.

Las auditorías privadas se contratarán tras un concurso público donde se especificarán cuáles son las tareas y el trabajo a desarrollar, se fijarán el presupuesto y los plazos. No obstante, "la planificación, establecimiento de pautas y la tutela del trabajo la hace la Cámara de Cuentas, que establecerá los criterios y es la que pide a las empresas privadas que colaboren en el trabajo de campo".

Antonio López, que fue designado hace un año presidente de la Cámara de Cuentas, afirma que la crisis se ha notado en el organismo fiscalizador andaluz. "No [se trata] tanto de que haya una menor rendición de cuentas ni que haya más problemas en los trabajos de fiscalización, que no los hay, sino que se necesita incidir en aspectos más relacionados con la crisis, como el endeudamiento o el déficit, pues la crisis afecta a las cuentas públicas de ayuntamientos, Junta, Diputaciones y Estado, además de fundaciones, universidad y otras instituciones", asegura.

Las pasadas elecciones municipales y el consiguiente cambio de color político en Ayuntamientos y Diputaciones han triplicado el número de peticiones de fiscalización en el ámbito municipal, afirma López. Las peticiones se cursan a través de la Comisión de Hacienda del Parlamento andaluz, que es quien establece las prioridades. En el próximo plan de fiscalización, la Cámara analizará aspectos que hasta ahora no estudiaba como la estabilidad presupuestaria, el incremento de la colaboración público-privada o la reordenación del sector público.

Según López, la auditoría pública "es un instrumento que pide regularidad y a ciertos municipios se les debe auditar todos los años para comprobar que las cosas se hacen correctamente". Por ello, considera "muy oportuna" la promesa electoral del PP de auditar anualmente los 262 municipios andaluces de más de 5.000 habitantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de enero de 2012