Garzón recusa al juez Luciano Varela por falta de imparcialidad y prejuicios

La defensa llama como testigo de las descalificaciones al magistrado Siro García

El juez Baltasar Garzón ha recusado al magistrado del Tribunal Supremo Luciano Varela para apartarle del tribunal que debe juzgarle a partir del próximo día 17 por las escuchas a los cabecillas de la trama Gürtel. Garzón cree que Luciano Varela está "predispuesto" contra él y está interesado en su condena, por lo que le ha recusado por falta de imparcialidad subjetiva y objetiva.

La recusación, presentada 10 días antes del juicio, recuerda que cuando Luciano Varela fue designado instructor de la causa por la investigación de los crímenes del franquismo, diversos medios de comunicación publicaron informaciones sobre la animadversión que Varela sentía hacia Garzón, "puesta de manifiesto en comentarios en la Facultad de Derecho de Santiago de Compostela y otros ámbitos".

El escrito del defensor de Garzón, Francisco Baena Bocanegra, dice que no va a utilizar esos datos "que son ciertos", sino como "marco o antecedente de otras conductas posteriores".

El abogado se refiere a que cuando Garzón regresó del extranjero y supo que en el tribunal que va a juzgarle está Luciano Varela, tuvo noticias de que este "había formulado ante un grupo de magistrados de la Sala Segunda del Tribunal Supremo expresiones definitivamente descalificadoras y de carácter personal" sobre Garzón. Expresiones y comentarios "que revelan sobradamente", prosigue el escrito, "los prejuicios" que Varela alberga hacia Garzón "y que acreditan ausencia de la más mínima imparcialidad subjetiva que le es exigible" para juzgar al juez acusado.

El escrito no expone cuáles son esos comentarios, pero señala que si Varela no se abstiene de participar en el tribunal, la defensa pide la declaración del magistrado de la Sala Penal del Supremo Siro García Pérez "para que se manifieste sobre estos extremos". Siro García Pérez, recientemente jubilado, era magistrado emérito del Supremo cuando se produjeron los supuestos comentarios descalificadores de Varela.

El abogado Baena Bocanegra recuerda también que cuando Varela instruyó la causa contra Garzón por investigar los crímenes del franquismo, actuó de forma "sorprendentemente parcial" al indicar a Falange Española de las JONS y a Manos Limpias cómo debían corregir sus escritos de acusación, señalando las páginas que debían excluir y dando indicaciones específicas de redacción, como la de que se limitasen a "la mera afirmación de que el acusado actuaba a sabiendas".

Baena cita una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que advierte a los magistrados que no deben utilizar a la prensa ni siquiera para responder a provocaciones y que un magistrado que tiene que juzgar un asunto no debe emplear públicamente expresiones que hacen suponer una apreciación negativa hacia una de las partes.

La defensa también recusa a Varela por imparcialidad objetiva por el "especial protagonismo" que cobra al actuar simultáneamente en dos de las tres causas especiales que se siguen a Garzón por supuestos delitos de prevariación, en una como instructor y en otra como juzgador.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción