Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo archiva la causa contra Cascos por calumnias a la policía

Francisco Álvarez-Cascos, presidente del Principado de Asturias, calificó a los agentes que investigaron el caso Gürtel de "camarilla de la policía judicial instalada en Canillas dedicada a preconstituir pruebas" en una entrevista radiofónica concedida en 2010. La asociación Preeminencia del Derecho, del letrado José Luis Mazón, interpuso por estas palabras una denuncia por calumnias -a la que se adhirió el comisario jefe de la brigada de blanqueo de capitales de la Policía Nacional- que ha sido inadmitida a trámite por el Tribunal Supremo, que ha considerado que "no se aprecia debidamente justificada la perpetración de delito alguno".

Cascos realizó esas declaraciones contra la policía después de que varios medios de comunicación informaran de que se estaba investigando si Francisco Correa, presunto cabecilla de la trama Gürtel, le había pagado un viaje familiar a Lanzarote en diciembre de 2003. El Supremo sostiene que los límites de las críticas son más amplios si se trata, como en este caso, de "personas que por dedicarse a actividades públicas están expuestas a un más riguroso control" que si se tratase de simples particulares". Y añade que Cascos no describe conductas individuales ni identifica a las personas integrantes de la "camarilla" de la que habla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de diciembre de 2011