Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ALMUERZO CON... ROSANA UBANELL

"Miami es el Macondo del Norte"

La comida con la periodista Rosana Ubanell es en el National Press Club de Washington, pero nuestra imaginación está en Miami, el escenario principal de su novela Volver a Morir, la primera historia de la literatura universal que tiene como protagonista a un detective hispano. Lo ideal hubiera sido haber comido en Tapas Diego, el restaurante, más bien vulgar, de la Calle 8 al que el detective Nelson Montero acude de vez en cuando en el fabuloso mundo de ficción caribeña y latinoamericana creado por Ubanell en esta su primera obra, que en Estados Unidos ha ocupado el primer puesto de ventas de novelas en español en Amazon y que ya se encuentra también en las librerías en España.

La periodista ha liderado en EE UU la lista de ventas de novelas en español

Es sorprendente que en un país con cerca de 50 millones de latinos haya tardado tanto en aparecer un personaje central de esa cultura y ese idioma. Nelson Montero y su mundo son un compendio de toda la complejidad y diversidad de lo hispano. De origen cubano, pero nacido en Estados Unidos, el detective conserva el acento y los amigos de su ciudad de Hialeah, distintos a los cubanos de Miami, pero los ha enriquecido con el contacto con las otras muchas nacionalidades hispanoparlantes que habitan esa ciudad, "el Macondo del norte", como lo describe Ubanell.

Montero recuerda en ocasiones a su célebre compañero Pepe Carvalho, pero no comparte con el personaje de Manuel Vázquez Montalbán el gusto por la buena comida. De estar sentado junto a nosotros, seguramente hubiera coincidido en nuestro resignado beneplácito a dos platos de sopa y dos hamburguesas que no formarán parte de los más memorables momentos culinarios. Hubiera descubierto rápidamente, sin embargo, el acento peruano del camarero que sirve la mesa.

Montero es observador e intuitivo. En ese sentido, es un detective de estilo tradicional, un huele braguetas sin complejo de serlo. Pero ha incorporado algunos de los métodos modernos para perfeccionar su trabajo. Su compañero de aventura es un hacker, Teo Osorio, y con él rastrea Internet con la misma pericia que los bajos fondos de Buenos Aires o México, otras de las ciudades en las que se desarrolla la historia. "Nelson Montero es un personaje que la gente recordará. Pertenece a la escuela de los grandes detectives de la literatura, pero es diferente a ellos", asegura la autora.

Apenas presta atención a la hamburguesa, que come mecánicamente mientras habla. Reconoce que está fascinada, casi obsesionada, con su personaje, que es posible que protagonice otras aventuras después del éxito obtenido con esta. Nelson Montero es su criatura. Ha tardado mucho en encontrarlo y ahora no quiere separarse de él. Madre de tres hijos que ya vuelan solos, Ubanell, que ha ejercido como corresponsal de varios medios españoles y es subdirectora de una revista en Miami, tiene hoy sus cinco sentidos puestos en sus novelas, su última y completa realización personal.

Rosana Ubanell nació en Pamplona pero ha vivido la mitad de sus 53 años en el extranjero, 10 de ellos en Miami. Ambas circunstancias están presentes en su personalidad, la obstinación navarra y la exhuberancia del sur de la Florida, y ambas se reflejan en un libro en el que se combina el metódico seguimiento de pistas confusas con el divertimento y las tentaciones de los lugares que se recorren.

'Tremendo mango' no es, por supuesto, la alusión al postre de esta comida, sino la exclamación preferida por Nelson Montero ante la presencia de una mujer que cumple con sus sencillos estándares de belleza.

National Press Club. Washington

- Dos sopas.

- Dos hamburguesas.

- Agua.

Total: 46,25 dólares (35,41 euros).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de diciembre de 2011

Más información