_
_
_
_
_
Necrológica:
Perfil
Texto con interpretación sobre una persona, que incluye declaraciones

Russell Hoban, el escritor que exploraba la conciencia

Su novela 'Dudo errante' es referencia de la ciencia-ficción

El autor de ciencia-ficción e infantil estadounidense Russell Hoban murió el pasado día 13 a los 86 años, pero se ganó un hueco en el panteón de los escritores ilustres cuando en 1994 Harold Bloom lo incluyó en Canon occidental, la Biblia de la crítica literaria, por su obra cumbre, la apocalíptica Riddley Walker (Dudo errante, 1980). "Es una de las lecturas ineludibles del siglo XX", dice Bloom. "El novelista más original que tenemos", llegó a proclamar The Times. Aunque Hoban era estadounidense (nació en Lansdale, Pensilvania), los británicos lo consideraban suyo. No en vano, este ilustrador gráfico y publicista en sus inicios, que sirvió en la II Guerra Mundial, vivió 46 años, hasta su muerte, en Londres.

Autor de culto en Reino Unido y EE UU, no fue editado en España hasta 2005

"Dudo errante es una novela que se leerá ahora y siempre", lo elogiaba The Washington Post. Entre sus mayores admiradores está el escritor Anthony Burgess: "Esto es lo que la literatura debería ser: exploración sin miedo". Unas cartas de presentación de tal calibre que uno se pregunta: ¿por qué es casi un anónimo en España? Tiene rápida respuesta: hasta 2005 no llegó en castellano de la mano de la editorial cordobesa Berenice; su autor consideraba intraducible Dudo errante. No le faltaba razón, pues el lenguaje de su mundo es un dialecto desmoronado que destruye la sintaxis. "Disfruté mucho dejando que las palabras se desgastaran transformándose en otras nuevas con nuevos significados", cuenta en el epílogo Hoban, que encontró en la exploración de la conciencia el tema central de su narrativa. El complicadísimo trabajo de sus traductores, David Cruz y Maria Luisa Pascual, les valió el Premio de Traducción 2005 de la Asociación Española de Estudios Anglo-Americanos.

En 1974 y dentro de la catedral de Canterbury comenzó todo: "Me sugirió la idea de una Inglaterra desolada dentro de miles de años, tras la destrucción de nuestra civilización a causa de una catástrofe nuclear. Las gentes retornarían entonces a una vida cuyo desarrollo tecnológico sería similar al de la Edad de Hierro y cuyo gobierno daría a conocer su política a través de espectáculos de guiñol...".

Hoban, padre de siete hijos de dos mujeres, desplegó una intensa actividad literaria durante 60 años, aunque a España solo han llegado 15 de sus obras, casi todas ya descatalogadas. Aunque este octubre Cátedra editaba Dudo errante. Publicó una cincuentena de libros infantiles antes de dedicarse a la literatura para adultos. Dio el salto en los setenta con El león de Boaz-Jachin y Jachin-Boaz (Edhasa, 1989), en el que el mito, la fábula y la vida real se entremezclan cuando un hombre que abandona a su mujer y se instala en una gran ciudad. O La frecuencia Medusa (Versal, 1989), un cóctel de humor y mitología para hacernos entender que siempre habrá alegorías.

Pero Hoban, hijo de emigrantes judíos de Ucrania, no entra solo en el Olimpo literario adulto. Se le recordará siempre en el mundo infantil por El ratón y su hijo (Siruela, 1991). Un hecho sorprendente, pues la novela plantea preocupaciones existenciales, hasta el punto de que se identifican en ella algunos de sus temas más inquietantes y obsesivos. Un roedor de hojalata desechado como juguete (recompuesto por un vagabundo) y su vástago inician una nueva vida mientras huyen de Rata Manny.

Hoban ha muerto convencido de que "lo habitual es crecer y caer en una forma de vida que no parece correcta", por lo que hay que romper atravesando un periodo incómodo, en el que te ves abrumado por tus miedos y terrores. "Creo, estoy seguro de ello, que esto fue lo que sucedió en mi vida; y creo que, de un modo u otro, esto es lo que sucede a todos los personajes de mis libros: que experimentan un cambio".

El escritor Russell Hoban.
El escritor Russell Hoban.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Elisa Silió
Es redactora especializada en educación desde 2013, y en los últimos tiempos se ha centrado en temas universitarios. Antes dedicó su tiempo a la información cultural en Babelia, con foco especial en la literatura infantil.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_