Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un puño apretado con un USB

Tres de los policías que declararon ayer participaron en el registro del domicilio del contable de la red Gürtel, José luis Izquierdo. Los tres recordaron cómo el contable se mostró muy nervioso cuando le conminaron a que se vaciara los bolsillos. "Un compañero se percató de que tenía el puño cerrado, apretándolo", relató uno de los agentes, que explicó que el contable se negó a abrir la mano, por lo que tuvieron que forzarle. Dentro, portaba una memoria externa, un USB. En él figuraba, según quedó constancia ayer, la contabilidad B de Orange Market, la sociedad con la que operaba la trama en Valencia. En esa documentación aparece una entrega de dinero en metálico al número dos de la red, Pablo Crespo, que coincide en cantidad y fecha con la liquidación de una deuda de 3.300 euros que figuraba en la tienda Milano a nombre de Camps.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de diciembre de 2011