La oposición rechaza ceder suelo para hacer colegios concertados

La oposición se compromete a impulsar mociones municipales en contra de la cesión de suelo público para construir colegios concertados en aquellos Ayuntamientos valencianos donde gobierna o tiene representación. Así lo acordaron ayer representantes de los grupos parlamentarios del PSPV-PSOE, Esquerra Unida y Compromís, junto a Esquerra Republicana, que solo tiene ediles electos, tras reunirse con miembros de la Plataforma per l'Ensenyament Públic en la sede parlamentaria socialista.

La plataforma y los partidos acordaron también promover el rechazo a la iniciativa contenida en la ley de acompañamiento de los Presupuestos de la Generalitat de 2012 ante los Consejos Escolares Municipales -que es donde se deciden las necesidades educativas-, y entre las asociaciones de vecinos, claustros de profesores y organizaciones ciudadanas.

La plataforma está integrada por los tres sindicatos mayoritarios de la enseñanza pública (STEPV, CC OO y Fete-UGT), la federación de padres FAPA-Valencia, la entidad cultural Escola Valenciana y diferentes asociaciones de alumnos, directores, universitarios e inspectores.

El rechazo frontal de todos los agentes educativos del sector de la enseñanza pública valenciana a la creación de los llamados Centros de Iniciativa Social (CIS) se basa en que "potenciar la escuela privada-concertada no supone una mayor oferta de libertad de elección para las familias". El argumento rechaza la explicación del consejero de Educación, José Ciscar, de que este curso 6.000 alumnos que solicitaban plaza en un centro concertado se han quedado sin ella.

Recorte presupuestario

El modelo de moción que se ha distribuido ya subraya que la Constitución establece que "los poderes públicos garantizan el derecho de todos a la educación, mediante una programación general de la enseñanza, con la participación efectiva de todos los sectores afectados y con la creación de centros docentes".

En paralelo, ayer lunes los sindicatos retomaron las concentraciones de cada primer día de la semana en defensa del sector público frente a la Universidad Politécnica y el IES Lluis Vives de Valencia y varios institutos de Alicante y Castellón. "Los presupuestos de 2012" son para los sindicatos "un ataque a los servicios públicos al incluir recortes en la inversión, congelación salarial e inexistencia de oferta de empleo público".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 13 de diciembre de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50