Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El Corte Inglés crea una 'ciudad de las compras'

El grupo de distribución invierte 300 millones en relanzar su centro comercial del paseo de la Castellana, en Madrid

"Queremos que el renovado centro de El Corte Inglés de la Castellana en Madrid se convierta en una especie de ciudad de compras y servicios", dicen fuentes de la empresa de distribución, que quiere dar un empujón a las ventas y hacer del complejo "el más innovador y vanguardista de Europa". Con una inversión de 300 millones de euros, el nuevo centro comercial integra el edificio construido sobre las ruinas de la torre Windsor, destruida por un incendio en 2005. El complejo está situado en una zona eminentemente comercial y de negocios muy próxima al centro de la capital, lo que le aporta un elemento diferenciador.

Tras las obras de construcción del nuevo edificio y la integración con el ya existente, el nuevo complejo comercial tiene más de 170.000 metros cuadrados de superficie construida, con más de 70.000 metros cuadrados de superficie comercial y más de 1.600 plazas de aparcamiento. Fuentes de la compañía que preside Isidoro Álvarez recalcan que este centro será uno de los inmuebles más emblemáticos de la capital, en el que se combina el uso comercial de las siete primeras plantas del nuevo edificio con la torre de oficinas, que se eleva hasta la planta 22.

Los estrategas de la firma han buscado la mayor visibilidad posible y para ello han convertido la fachada principal del centro comercial en la mayor pantalla de España con vistas a la próxima Navidad. Son 700 metros cuadrados recubiertos con una cortina RGB, es decir, leds que cambian de color y permiten proyectar una película de vídeo. Es la primera vez que la compañía pone en marcha una iniciativa de este tipo.

En el interior, la empresa ha apostado por abrir espacios comerciales con dos mandamientos: novedad y especialidad. Unas 1.500 marcas de moda, complementos y cosmética, otros mil metros cuadrados de zona gourmet para degustación de tapas, calles de las marcas de lujo en joyería y relojería, estética bucal y salud, y servicios turísticos se completan con un Espacio de las Artes. En esta galería se realizarán exposiciones temporales de autores consagrados y noveles, cuyas obras estarán en venta en el propio espacio expositivo con la dinámica de cualquier galería de arte.

Han sido tres años de obras para dar el impulso final a un centro comercial que abre sus puertas durante una de las mayores crisis de consumo de las últimas décadas, que El Corte Inglés se niega a afrontar con los brazos cruzados. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), las ventas en los grandes almacenes españoles cayeron el 10,3% en el pasado mes de noviembre, y el sector del comercio ya suma 16 meses seguidos de retroceso en las ventas.

El Corte Inglés de Castellana fue inaugurado en 1969 por Ramón Areces, fundador y presidente de la compañía, fallecido en 1989. Fue el sexto centro de la compañía.En el año 2005, el edificio Windsor, ubicado en la calle de Raimundo Fernández Villaverde y colindante con El Corte Inglés de Castellana, sufrió un aparatoso incendio que lo destruyó casi por completo. En diciembre de 2006, El Corte Inglés compró el solar a la sociedad Ason Inmobiliaria con el propósito de ampliar su centro comercial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de diciembre de 2011