Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL COMIDISTA | COCTELERA

No comas carne, que es lunes

Para muchos, Paul McCartney siempre fue el beatle bajo sospecha. El melifluo. El que escribía las canciones cursis. Y el pesetero, que demandó a los otros miembros del grupo por dinero. Tópicos fáciles que se desmontan con un mínimo análisis y conocimiento de la historia: él fue el autor de algunos de los temas más salvajes de los Fab Four (¡Helter Skelter!), grabó los mejores discos en solitario de los cuatro y, según las recientes revelaciones del ingeniero de sonido de Abbey Road, era con diferencia el miembro más amable y solidario con los empleados al servicio del grupo, maltratados por san John y san George.

Simpatizo con Paul, e incluso me gusta el aspecto de señora que... inglesa que ha adquirido en la senectud. Entre tanto artista torturado a la vez que millonario, agradezco su actitud feliz y satisfecha. Me parece fenomenal que se vaya a salvar focas, que mantenga una granja ecológica y que sea un activista del vegetarianismo. Y definitivamente estoy a favor de su campaña Meat free monday, algo así como "Los lunes sin carne".

Paul Mccartney publica el primer libro de cocina de esta 'Neovigilia'

El músico lleva dando la tabarra con esta neovigilia desde 2009. Se trata de algo tan simple como no comer carne el primer día de la semana, con el objeto de frenar el efecto pernicioso de la ganadería intensiva sobre los recursos naturales y el cambio climático. Pero no nos pongamos demasiado serios: la noticia es que Macca acaba de publicar el primer libro de cocina del movimiento.

No siendo vegetariano, y desde mi alergia a cualquier fanatismo alimentario, debo decir que el Meat free monday cookbook es una auténtica delicia. Ofrece un menú completo de desayuno, comida y cena para cada lunes del año: uno de otoño, por ejemplo, propone frittata, quiche de puerros y queso de cabra, brécol al limón y un fantástico tajín de garbanzos, calabacín y boniato.

Las recetas no son de la familia McCartney -él solo escribe el prólogo junto a sus hijas Stella y Mary-, sino de Annie Rigg, chef habitual de las giras de muchos rockeros. Hay colaboraciones, eso sí, de chefs y famosos que revelan secretos culinarios, como las fresas con mascarpone y crema de Pink, la pasta con mozzarella de Twiggy o la ensalada de col de Vivienne Westwood. Mira que el tofu es un producto que me sume en la más absoluta tristeza, pero cuento las horas para poder hacer las brochetas de ídem marinadas con naranja de Pamela Anderson.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de noviembre de 2011