Reportaje:

Voluntad de hierro

Antiguos aprendices e investigadores universitarios presentan sendas exposiciones sobre el trabajo en la siderurgia saguntina

La siderurgia configuró el Puerto de Sagunto. Su recuerdo está impreso en sus calles, sus edificios, en la memoria de la gente, que ha mantenido con voluntad de hierro su pasado ligado a una fábrica que incluso dio nombre al equipo de fútbol local, el Acero. Esa voluntad se manifiesta en dos nuevas exposiciones, que se inauguran hoy, con la siderurgia como protagonista.

En 2011, la antigua Escuela de Aprendices de Sagunto, creada para formar a los hijos de familias obreras, hubiera cumplido 100 años, pero hace cuatro que este edificio, quizá el más antiguo del núcleo portuario de Sagunto, fue derribado pese a los informes que documentaban su valor patrimonial.

Una asociación pretende recuperar lo que supuso esa escuela, referente en la formación profesional del Estado y por la que pasaron generaciones enteras de saguntinos y de otras familias llegadas de poblaciones valencianas y del bajo Aragón. Y han aprovechado la efeméride para inaugurar una exposición, presentar un documental y realizar una serie de actividades.

La muestra del puerto repasa los oficios del metal
Los jóvenes obreros centran la exposición de Castellón

Joaquín Bolumar, presidente de la Asociación de Amigos de la Escuela de Aprendices de la Minero Siderúrgica de Sagunto, detalla los usos de este edificio: desde una escuela primaria -en la que estudió su nonagenaria madre-, a un puesto de socorro, una capilla y una escuela de artes y oficios y también de adultos. La singular relevancia la adquirió en el periodo de 1942 a 1965 como Escuela de Aprendices de los Altos Hornos de Vizcaya-Fábrica de Sagunto, en la que Bolumar aprendió un oficio y se convirtió en ingeniero.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La exposición se centra en este periodo. A través de imágenes, maquetas y herramientas originales cedidas por aprendices de la población se recrea la formación de carpinteros, forjadores, caldereros, fundidores, torneros, fresadores... En la muestra, que puede visitarse en el Centro Cívico del Puerto hasta el 25 de noviembre, se recuperan para el público imágenes y piezas de las competiciones organizadas durante el franquismo para medir la destreza de los operarios y en las que los saguntinos hacían podio.

Por otra parte, Joves obrers al paradís: fotografia i indústria al Port de Sagunt 1940-1975 es el título de la exposición que la Llotja del Cànem de Castellón acoge hasta el 11 de diciembre de 2011, una recopilación de parte de los fondos de la Fundació Patrimoni Industrial de Sagunt que reflexiona sobre la imagen de los jóvenes obreros siderúrgicos desde la posguerra hasta el año 1975. Organizada por el Aula de Fotografía de la Jaume I, en coproducción con el Ayuntamiento de Sagunto y la Universitat de València, la muestra analiza la representación de los jóvenes en el archivo gráfico de la siderurgia del Port de Sagunt procedente de las empresas AHV y AHM y depositado, mayoritariamente, en la Fundació de la Comunitat Valenciana de Patrimoni Industrial de Sagunt y en la Biblioteca Valenciana.

Dos jóvenes, en la antigua Escuela de Aprendices de Sagunto, en una imagen sin datar.
Dos jóvenes, en la antigua Escuela de Aprendices de Sagunto, en una imagen sin datar.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS