Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:RUGBY

Nueva Zelanda se cita con Francia

Tras arrollar a Australia, los 'all black' jugarán la final, que reedita la primera del Mundial

El domingo se disputará la final (10.00, C+ Deportes) de la séptima edición del Mundial de rugby en el mismo escenario que se disputó la primera, en 1987. Al igual que ocurriera hace 24 años, al césped del Eden Park de Auckland saltarán franceses y neozelandeses. Esa fue la única ocasión en la que Nueva Zelanda se proclamó campeona y el primer partido de una serie de enfrentamientos mundialistas que se han convertido en un clásico del torneo.

Los oceánicos han ganado todos los partidos, incluida la semifinal de ayer contra su archienemiga, Australia, por 6-20. Mientras, los europeos, constantemente envueltos en polémica, despiertan dudas. Hicieron una mala fase de grupos, en la que perdieron dos partidos, contra la Nueva Zelanda (37-17) y Tonga (14-19), y a duras penas llegaron a las eliminatorias. En cuartos, en cambio, mostraron su mejor cara y apearon, desplegando un buen juego, a Inglaterra, y sufrieron para eliminar a Gales por la mínima (8-9) el sábado. Aún así, los neocelandeses no se fían.

El seleccionador francés ha criticado a sus jugadores por celebrar la clasificación

"Entre los dos equipos hemos escrito mucha historia de los Mundiales y por eso les respetamos", dijo Graham Henry, seleccionador neozelandés. Henry no se refiere solo a la final de 1987, ni al partido de la fase de grupos. Desde aquella final en el Eden Park, Francia y Nueva Zelanda se han medido en todos los Mundiales salvo en dos -1991 y 1995-. Todos esos partidos fueron intensos y han convertido a Francia en un enemigo temible para los neozelandeses, ya que las victorias del XV del Gallo han dolido más que el gusto que han dejado sus derrotas. Pero, esos triunfos franceses también tuvieron consecuencias negativas en el bando ganador.

El primer sin sabor que sufrieron los all blacks fue en las semifinales de 1999. En uno de los mejores duelos que se recuerdan en un Mundial, les bleus eliminaron a la Nueva Zelanda de Jonha Lomu, dejando a la primera gran estrella mediática del rugby sin la oportunidad de conseguir un Mundial. La cruz para los franceses fue que no dieron la talla en la final contra Australia y perdieron 35-12.

"Ese año estuvimos cuatro días de celebración y no preparamos en condiciones la final", avisaba ayer Marc Lièvremont, el seleccionador francés, muy crítico con sus jugadores tras saber que se habían ido de fiesta a pesar de su prohibición.

La segunda gran debacle all black provocada por los galos fue hace cuatro años. Por primera vez en la historia Nueva Zelanda no disputó las semifinales. Francia se lo impidió. Ese encuentro casi le cuesta el puesto al Henry, pero los franceses, volvieron a acusar el esfuerzo en las semifinales contra Inglaterra y terminaron cuartos, tras perder la final de consolación con Argentina.

Las victorias neozelandesas, aparte de la de 1987, han sido mucho menos dolorosas para su rival. La primera fue en la final de consolación de 2001 y la segunda, el 24 de septiembre en la fase de grupos, pese a la cual se volverán a encontrar con las camisetas del Gallo el domingo. Los de negro saben que Francia es imprevisible y que son los últimos en haber salido victoriosos de Eden Park, aunque fuera en 1994, por eso el veterano talonador maorí Keven Melamu avisa: "Es una final. Es un partido totalmente diferente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de octubre de 2011