Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Secuestro en un campo de refugiados

Una profesora de instituto "valiente y muy entregada"

Valiente, comprometida y buena compañera. Así definen a Montserrat Serra Ridao sus compañeros del instituto El Pedró, en L'Escala (Girona), donde la cooperante, de unos 40 años, soltera y sin hijos, tiene plaza como profesora de Tecnología. "Es una persona muy entregada. Antes de ir a Somalia ya había estado en Haití y en Yemen. Ahora llevaba en la zona donde la han secuestrado más de un año", explicó anoche la conserje del centro.

Miquel Dalmau, jubilado que hasta hace poco fue compañero de departamento de Serra, la definió como una persona "muy valiente y atrevida, pero nada novata en la cooperación". "Llevaba entre seis y ocho años haciendo esto", añadió el profesor. Los compañeros de la cooperante recuerdan los correos electrónicos que les envía siempre para que vean "cómo vive la gente de allí".

La sorpresa y consternación que reinaban en L'Escala también eran visibles en Palafrugell, localidad en la que vive la familia de Serra. El alcalde, Juli Fernández (PSC), se mostró "consternado". "Es una persona muy implicada, a la que gusta muchísimo su trabajo", añadió. Fernández, que en un principio había convocado para el mediodía de hoy un acto de apoyo a la familia, lo desconvocó poco después tras hablar con uno de los parientes.

"Ocho expatriados"

En Barcelona, la directora de operaciones de Médicos Sin Fronteras, Raquel Ayora, condenó en la tarde de ayer el secuestro de las dos cooperantes, que calificó de "incidente de seguridad", informa Rebeca Carranco. A través de la lectura de un comunicado, y sin contestar a preguntas, explicó que las dos cooperantes secuestradas forman parte de un equipo de ocho expatriados de distintas nacionalidades y 60 kenianos, cuya misión es construir un hospital en el campo de IDAF, en el complejo de Dadaab. Trabajan en un programa de atención primaria y nutricional.

En los últimos 15 años, un total de 53 cooperantes españoles han sido secuestrados en África. No es la primera vez que los rehenes son miembros de Médicos Sin Fronteras: el 30 de diciembre de 2007, la doctora leonesa Mercedes García (51 años) y la enfermera argentina Pilar Bauza (36) fueron retenidas durante tres días en Somalia. El precedente más cercano se produjo el 29 de noviembre de 2009, cuando tres miembros de la ONG Barcelona Acció Solidària fueron capturados por Al Qaeda mientras viajaban por carretera entre la capital de Mauritania y Nuadibú (Malí).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de octubre de 2011