El mundo despide a Jobs como el empresario más global y adorado

Los inversores mantienen su confianza en el futuro de Apple

El mundo despidió ayer a Steve Jobs no solo como un revolucionario de la era digital, sino también como el empresario más global y admirado, capaz de conectar como ningún otro con sus millones de clientes, muchos de los cuales le homenajearon en Internet. En EE UU, la desaparición del cofundador de Apple se vivió como una pérdida nacional cuyo único antecedente comparable es la muerte de John Kennedy. Mientras, los inversores mantienen su confianza en el futuro de la empresa de la que era el alma.

Objetos en homenaje a Steve Jobs en una tienda de Apple en Londres.
Objetos en homenaje a Steve Jobs en una tienda de Apple en Londres.ANDY RAIN (EFE)
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS